Sube el desempleo en Chequia, pero sigue siendo el más bajo de la UE

10-01-2020

La última cifra del paro en Chequia ha experimentado una ligera subida desde el mes anterior, no obstante, el país sigue siendo un referente en este sentido, ya que presenta la tasa de desempleo más baja de la Unión Europea.

Foto: Filip Jandourek, ČRoFoto: Filip Jandourek, ČRo El paro en la República Checa subió hasta el 2.9 % el pasado mes de diciembre, frente al 2.6 % del mes anterior, según los datos que este jueves ha publicado la Oficina de Empleo.

A finales de diciembre de 2019 había en Chequia unas 215 000 personas que buscaban trabajo, la cifra más baja para diciembre desde el año 1996. Asimismo, el país sigue en posesión de la tasa de desempleo más baja de la Unión Europea.

Jaroslav Hanák, foto: ČT24Jaroslav Hanák, foto: ČT24 La otra cara de este fenómeno es la que viven los empresarios, quienes se enfrentan a una escasez de trabajadores. De acuerdo con la Oficina de Empleo, en Chequia hacen falta 341 000 trabajadores para cubrir todas las vacantes disponibles. Gran parte de estos puestos libres se concentran en Praga y en Bohemia Central.

Esta situación es un quebradero de cabeza para las empresas, como explica para la Televisión Checa Jaroslav Hanák, presidente de la Asociación de Industria y Transportes.

“Como dato que representa a nuestro país, es una buena noticia, apreciamos vivir en un lugar así. Pero para nosotros los empresarios es una mala noticia, porque nos faltan miles de empleados cualificados en algunos sectores que son esenciales para la economía”.

Y los expertos no esperan que la tasa de paro suba demasiado a lo largo de 2020, un año que creen que será bastante estable en este sentido. Así lo expresó Helena Horská, economista del banco Raiffeisenbank.

Foto: Steve Jurvetson, CC BY 2.0Foto: Steve Jurvetson, CC BY 2.0“Este año esperamos solo una subida leve de la tasa de desempleo. Y según nuestras estimaciones, el paro en Chequia seguirá siendo el más bajo de la Unión Europea”.

La falta de trabajadores se nota especialmente en las empresas que se dedican a la producción, donde cada vez es más difícil encontrar nuevos empleados. Este es el caso de la compañía Doosan Bobcat, como apunta David Frodl, mánager de comunicación de dicha empresa.

“El mayor problema es encontrar empleados dedicados a la producción, nos ayudan con ese tema algunas empresas de personal, vamos a ferias profesionales y buscamos a través de agencias de trabajo”.

Otro de los efectos secundarios de la baja tasa de desempleo se está experimentando en el mundo de la construcción. Mientras que las empresas tienen problemas para encontrar nuevos trabajadores, la demanda de obras y reparaciones sigue en aumento, lo que ha provocado una subida de los precios y un mayor tiempo de espera.

En la localidad de Náměšť nad Oslavou llevan tres años intentando reconstruir el gimnasio municipal. En el último concurso público que convocaron hubo interesados, pero los precios se fueron muy por encima de lo presupuestado, cuenta el alcalde del municipio, Vladimír Měrka.

“En el concurso público que hicimos hubo al final dos empresas, pero el precio subió a más de 3 millones de euros, cuando el presupuesto original era de algo más de 2 millones de euros, así que era inaceptable”.

La región con menos paro de la República Checa según las últimas estadísticas es Praga, con un 1.9 % de desempleo. Le sigue la región de Pardubice con un 2.2 %. En el lado contrario se sitúa la región de Moravia-Silesia, que tiene un 4.4 % de paro.

La corona checa alcanza su máximo de los últimos dos años

Foto: ČT24Foto: ČT24 Otra de las noticias económicas más destacadas de la semana fue el fortalecimiento de la corona checa, que ha llegado a su punto más alto desde hace casi dos años.

Desde principios de esta semana, la corona checa muestra una posición estable frente al euro, con el que mantiene un tipo de cambio de alrededor de 25 coronas y 25 céntimos. La moneda checa también se ha reforzado frente al dólar, con el que se mantiene ahora a 22 coronas y 69 céntimos.

Aunque esto puede estar influido por cierto optimismo hacia la economía checa, algunos de los analistas consultados señalan que no es probable que a lo largo de 2020 la corona crezca mucho más frente al euro, y añaden que, sobre todo a corto plazo, es difícil predecir estos cambios.

10-01-2020