Strachová corta su sequía medallista en la Copa del Mundo de esquí alpino

30-12-2014

Tras una pausa de cinco años, Šárka Strachová logró una medalla en una competición de la Copa del Mundo de esquí alpino. En Küthai, la checa terminó en segundo lugar en eslalom tras la ganadora estadounidense Mikaela Shiffrin.

La campeona mundial y olímpica Šárka Strachová, especialista en eslalom. Foto: ČTK.La campeona mundial y olímpica Šárka Strachová, especialista en eslalom. Foto: ČTK. Cinco años tuvo que esperar la esquiadora Šárka Strachová para volver a subir al podio en una prueba de la Copa del Mundo. Desde que en 2009 ganó en Aspen, la carrera de la competidora checa pasó por un camino muy espinoso.

La esquiadora, que bajo su apellido de soltera Záhrobská ganó en 2007 la medalla de oro mundial para hacerse tres años más tarde con el oro olímpico, pasó un largo período sin éxito tras despedir a su padre como entrenador. Bajo su dirección la esquiadora se sentía sobrecargada, pero su intento de cambiar de estilo de esquiar no trajo los resultados deseados. En 2012, la competidora tuvo que someterse además a la extirpación de un tumor benigno en la hipófisis y su carrera deportiva quedó en duda.

El entrenador Klaus Mayrhofer ganó con Strachová la primera medalla mundial. Foto: ČTK.El entrenador Klaus Mayrhofer ganó con Strachová la primera medalla mundial. Foto: ČTK. Sin embargo, el año pasado regresó a las pistas y este lunes la esquiadora de 29 años de edad se alegró de hallar su forma anterior al conquistar su décima medalla en una prueba de la serie mundial.

“¡Es fantástico volver a subir al podio! Difícilmente puedo describir mis sensaciones. El camino fue largo y la pausa sin medallas también, así que las emociones que tengo adentro están a punto de estallar. Me alegro de haber decidido volver a competir tras la enfermedad sufrida. Valió la pena. Estas emociones me devuelven todo el esfuerzo”, dijo.

En la pista austriaca, Strachová se creó una muy buena posición tras la primera vuelta, en la que terminó en tercer lugar. En la segunda manga luego logró ascender un escaño adelantándose a la eslovena Tina Maze. A la checa le ayudó el hecho de que su entrenador Klaus Mayrhofer se encargó de colocar las puertas en la pista en la segunda vuelta, según reconoció.

Las medallistas de Küthai: Šárka Strachová, Mikaela Shiffrin y Wendy Holdener (de izquierda). Foto: ČTK.Las medallistas de Küthai: Šárka Strachová, Mikaela Shiffrin y Wendy Holdener (de izquierda). Foto: ČTK. “La segunda manga resultó más difícil que la primera. Así nos pusimos de acuerdo con mi entrenador, porque a algunas esquiadoras, que se posicionaron arriba, les sientan mal los recorridos más exigentes. ¡Debió de colocarlo muy bien, si he subido al podio! Pero la segunda vuelta fue más dura no solo por el carácter más difícil de la pista, sino también por las condiciones climáticas: hubo mala visibilidad y además se puso a nevar”, mencionó.

Gracias a la medalla de plata conquistada en Küthai, Strachová ascendió a la quinta posición de la clasificación absoluta de eslalom y al lugar 17 de la general de la Copa Mundial, que sigue encabezada por la eslovena Tina Maze.

30-12-2014