“Son verdaderos actores y actrices dignos de admiración”

Obras de Federico García-Lorca, Luis Buñuel, David Llorente y muchas más, han pasado los días 21 y 22 de marzo por este II Festival Nacional de Teatro Escolar en Español de la República Checa, que cerraba sus puertas ayer.

Inicio de la representación de Bernarda y sus hijas, del grupo de Ostrava, foto: Clara GonzálezInicio de la representación de Bernarda y sus hijas, del grupo de Ostrava, foto: Clara González “¡Joder con las putas campanas! Ya tengo mentido este maldito sonido aquí dentro y no me lo puedo quitar de la cabeza. Antonio María Benavides, para lo que te va a servir. Lo malo es que no se haya muerto también la bruja. Ya veremos lo que que va a hacer con las cinco hijas feas por casar de la que solo una, la mayor, la más fea, tiene algo de dinero del primer marido de Bernarda”.

Así empezaba “Bernarda y sus hijas”, la representación teatral que ponía ayer punto y final al II Festival Nacional de Teatro Escolar en Español de la República Checa. Un certamen organizado por la Agregaduría de Educación de la Embajada Española en Praga, en el que seis institutos checos ponen toda la carne en el asador para dar lo mejor encima del escenario.

Entrega de premios. De izquierda a derecha: Agregado de Educación, Demetrio Fernández, Coordinadora de Teatro, Eva Kubatová, Director del grupo de teatro de Ostrava y premio a Mejor Montaje por Bernarda y sus hijas, José Antonio Rojo, premio a Mejor Actriz, Michaela Poláková, premio a mejor actor, Karel Schwarz, Directora del Gymnázium Budějovická (Praga), Zdenka Bednárová, y Director del grupo de Praga y premio a la Mejor Representación por Godot o la muerte no tiene la última palabra, David Llorente, foto: Clara GonzálezEntrega de premios. De izquierda a derecha: Agregado de Educación, Demetrio Fernández, Coordinadora de Teatro, Eva Kubatová, Director del grupo de teatro de Ostrava y premio a Mejor Montaje por Bernarda y sus hijas, José Antonio Rojo, premio a Mejor Actriz, Michaela Poláková, premio a mejor actor, Karel Schwarz, Directora del Gymnázium Budějovická (Praga), Zdenka Bednárová, y Director del grupo de Praga y premio a la Mejor Representación por Godot o la muerte no tiene la última palabra, David Llorente, foto: Clara González Demetrio Fernández, Agregado de Educación de la Embajada, nos contaba como se ha ido desarrollando esta segunda edición.

“Maravillosamente. Están participando activamente los seis Gymnázium en los que tenemos secciones bilingües y yo creo que han hecho obras muy diferentes entre sí y cada una respondiendo a iniciativas propias de los que las han organizado, pero todas ellas simpáticas, divertidas y de enorme esfuerzo e interés”.

La respuesta del público, según Demetrio, ha sido bastante buena y mayor que en la edición anterior debido a que el festival ya se encuentra “más consolidado” y a que Praga “aporta unos recursos maravillosos para este tipo de eventos” por la gran tradición del teatro en esta ciudad.

Pese a que los chicos no estudian teatro es tanto el entusiasmo que ponen y el esfuerzo que hacen que, según Demetrio, encima del escenario, se convierten en “grandes actores y actrices dignos de admiración”.

Actor y actriz del grupo de Olomouc en un momento de la representación de El cianuro, ¿solo o con leche?, foto: Clara GonzálezActor y actriz del grupo de Olomouc en un momento de la representación de El cianuro, ¿solo o con leche?, foto: Clara González “Los chavales son maravillosos. Primero, porque se esfuerzan mucho en el aprendizaje del español y compatibilizan, de hecho, su aprendizaje del español y su vida ordinaria junto con el aprendizaje del teatro. Pero no es que lo hagan de manera profesional aunque, cuando suben al escenario, son verdaderos actores y actrices dignos de admiración”.

Antes de cada presentación ensayan durante cinco o seis meses dos veces a la semana pero, como nos comentaba Kateřina Sýkorová, alumna del Gymnázium Budějovická y una de las actrices de la primera obra que se representó en esta edición, a ellos les merece la pena trabajar duro ya que, a la vez que hacen algo que les gusta y les divierte, pueden mejorar su español.

Las protagonistas de Godot o la Muerte no tiene la última palabra (Praga), Michaela Poláková y Kateřina Sýkorová (de frente) en un momento de la representación, foto: Clara GonzálezLas protagonistas de Godot o la Muerte no tiene la última palabra (Praga), Michaela Poláková y Kateřina Sýkorová (de frente) en un momento de la representación, foto: Clara González “Me gusta participar porque me gusta hablar español, me gusta el español, también me gusta actuar y me gusta estar en este colectivo de gente con los españoles... Y me parece una buena idea este teatro porque mejora el español”.

Un trabajo en equipo y de cooperación entre profesores y alumnos que deja muy buenos resultados y que posiblemente, el año próximo, será acogido por la localidad de České Budějovice.