Soldados checos en Basora acusados de supuesta ofensa del Corán

03-10-2003

El contingente checo dislocado en la ciudad iraquí de Basora ha vivido una semana agitada. Primero fue acusado por un clérigo chiita local de profanar el Corán y luego fue testigo de una manifestación anticheca organizada ante las puertas del Séptimo hospital de campaña checo. En el estudio está conmigo Pavla Jedlicková que visitó recientemente Basora. Pavla, ¿puedes brindarnos más pormenores?

El contingente checo dislocado en la ciudad iraquí de Basora, foto: autoraEl contingente checo dislocado en la ciudad iraquí de Basora, foto: autora Sí. Todo empezó cuando el lunes pasado fue encontrada cerca del contingente checo una hoja de sura con un texto escrito en inglés que profanaba el Corán. El clérigo Sabah Saidí atribuyó dicho texto difamatorio a los soldados checos y les amenazó con manifestaciones y disturbios. El comandante del contingente checo, coronel Premysl Skácha, dijo a Radio Praga al respecto:

"Ordené una investigación detallada y puedo jurar que en el asunto no había inmiscuido ninguno de los soldados checos. Por ello rechacé todas las exigencias de entregar al supuesto responsable y de disculparse a la comunidad chiita a nivel internacional".

El contingente checo dislocado en la ciudad iraquí de Basora, foto: autoraEl contingente checo dislocado en la ciudad iraquí de Basora, foto: autora De las acusaciones contra el hospital de campaña checo se ha distanciado tanto la alcaldía de Basora como los demás representantes de la comunidad religiosa local. ¿A qué grupo representa entonces Sabah Saidí?

"Este clérigo coopera con el movimiento chiita radical, Muktada Sadra. Lo apoya Irán con el fin de exportar la revolución musulmana iraní a Irak. Quiero decir también que según lo que ha dicho el coronel Skácha, las pistas de la hoja infamatoria podrían parecer conducir hacia el hospital iraquí adyacente al contingente checo. Dicho hospital cobra dinero a sus pacientes y el Séptimo hospital de campaña checo ofrece tratamiento médico gratuito, lo que representa una competencia desagradable".

El contingente checo dislocado en la ciudad iraquí de Basora, foto: autoraEl contingente checo dislocado en la ciudad iraquí de Basora, foto: autora Pese al distanciamiento de los representantes de Basora, unos dos mil iraquíes manifestaron el miércoles ante las puertas del contingente checo. Pavla, ¿Cómo transcurrió la manifestación?

"Transcurrió de manera pacífica, con excepción de un incidente durante el cual unos pocos iraquíes lanzaron piedras contra el hospital checo. Las protestas duraron unas dos horas y los agitadores no protestaron tanto contra los soldados checos sino más bien contra la presencia militar aliada en Irak, en general".

El comandante del contingente checo en Basora, Premysl Skácha, aseguró a Radio Praga que ningún soldado checo fue herido ni se han registrado daños materiales.

03-10-2003