Socialdemocracia perdió elecciones regionales y comunistas se fortalecieron

13-11-2000

Ganó el favorito, el oficialismo sufrió una dura derrota, los comunistas mejoraron posiciones y el ausentismo demostró la falta de interés de los electores. Así se pueden resumir las elecciones regionales y para un tercio del Senado celebradas este domingo en la República Checa.

con un total de 13 regiones.

Su gran adversario, la gubernamental socialdemocracia fue superada también por la Coalición de los Cuatro, integrada por formaciones minoritarias, mientras que la gran revelación fueron los comunistas que holgadamente ocuparon el tercer lugar.

¿Qué falló en la aritmética política del oficialismo? Esta es la pregunta que se hacen los especialistas de la gubernamental socialdemocracia, mientras que la oposición ha empezado a celebrar su triunfo con pompas y platillos.

Según las primeras conclusiones de sociólogos y politólogos independientes, hay varios ganadores, pero el triunfo no amerita mayores celebraciones porque las pérdidas parecen ser mayores. No porque el oficialismo fuera castigado por los electores, sino porque el ausentismo fue el que predominó los comicios, los primeros que realmente han puesto fin al poder centralizado en la capital, que negaba protagonismo a las regiones.

La campaña fue incolora. Los líderes de las grandes formaciones no lograron ganarse las simpatías de los electores del interior del país, quizás porque su mensaje trató de ser regional, pero tuvo siempre matices de lejanía, matices de "pragocentrismo".

Según los primeros sondeos de los institutos demoscópicos, la falta de interés del electorado se debió, entre otros factores, a la existencia del Pacto de Estabilidad Política. El mismo firmado tras las últimas elecciones generales entre la gobernante socialdemocracia y su máximo rival el Partido Cívico Democrático. Este Pacto impuso una administración bicéfala que puso en tela de juicio el principio fundamental que establecía quien representa al oficialismo y quien a la oposición.

Entretanto, la Coalición de los Cuatro, la integran en primer democristianos y la Alianza Cívica Democrática, que habían gobernado en coalición con el Partido Cívico Democrático; la Unión de la Libertad surgida de la escisión del Partido Cívico Democrático y la Unión Democrática formación extraparlamentaria.

El ausentismo ayudó a los comunistas, que con su tercer lugar han fortalecido su posición en el escenario político checo, pero no por méritos propios, sino que más bien como resultado del voto de castigo que representó la falta de interés de los electores.

Los institutos demoscópicos advierten que el ausentismo mostrará una vez más su fuerza el próximo fin de semana cuando tendrá lugar la segunda vuelta para la elección de un tercio del Senado.

El desinterés de la población aumentará, porque el Senado no es muy popular entre la población, lo que puede favorecer nuevamente a los comunistas que siguen siendo la única formación con un electorado disciplinado.

Las elecciones del domingo fueron una especie de ensayo general para las elecciones generales que tendrán lugar dentro de dos años. La pauta está dada, por lo que el oficialismo tendrá que hacer grandes esfuerzos para no perder más posiciones en las próximas elecciones parlamentarias.

13-11-2000