Socialdemocracia checa cumple dos años en el Poder

25-07-2000

Dos años ha cumplido la socialdemocracia al frente del Gobierno checo. Han sido dos años de fracasos y escándalos, pero también de éxitos. Los socialdemócratas se encuentran a la mitad del camino, y en los próximos dos años de su periodo de funciones deberán demostrar que su gestión no se ha agotado y que siguen siendo una alternativa política en la República Checa.

Quizás lo más visible de la gestión socialdemócrata sigue siendo el Pacto de Estabilidad Política, concertado tras las elecciones generales de 1998 con el Partido Cívico Democrático que se convirtió en su aliado tácito.

Esta alianza produjo una especie de administración bicéfala en manos de las dos mayores formaciones políticas, que presionan para enmendar el sistema electoral en beneficio propio y en detrimento de las agrupaciones minoritarias.

El Primer Ministro, Milos Zeman, quien a su vez encabeza el Partido Socialdemócrata, aseguró este lunes que se encuentra satisfecho con los logros alcanzados, explicando que en caso de que algo no se logró fue por culpa de la oposición o del Parlamento. Al mencionar las prioridades actuales, Zeman se refirió a la enseñanza.

"Tomando en cuenta la revitalización de la economía, el Gobierno aplicará como una de sus prioridades presupuestarias las inversiones en la enseñanza, incluido el mejoramiento de condiciones para los educadores. Cumpliremos también nuestra promesa de que todas las escuelas estarán conectadas a Internet", sostuvo Milos Zeman.

Otro de los grandes proyectos de la gobernante socialdemocracia es incrementar las inversiones en la esfera del transporte y en la construcción de viviendas, para ello pretende recurrir a fondos especiales. Se hizo también hincapié en la lucha contra la corrupción y contra el aumento de la criminalidad.

Representantes de la oposición advirtieron que entre las prioridades del Gobierno faltan campañas para luchar contra el desempleo y contra la influencia del Estado en el sector privado.

25-07-2000