Sistema de grutas más grande de Europa se encuentra en la RCh

22-04-2008

Descubierto el mayor laberinto subterráneo de piedra arenisca en Europa. Se encuentra en la reserva natural Rocas de Teplice, al norte del país. Es un sistema de grutas, galerías y túneles que alcanza aproximadamente 27,5 kilómetros de longitud.

El complejo de grutas, que recibió el nombre de Poseidón, fue descubierto por los espeleólogos checos en 2006, pero los trabajos de reconocimiento y exploración fueron terminados recientemente. Los resultados fueron sorprendentes. En las Rocas de Teplice se encuentra el mayor laberinto subterráneo de Europa, porque supera en extensión a los de Francia y España, que ostentaban el récord, afirmó el zoólogo y espeleólogo Roman Mlejnek.

“Dos terceras partes del laberinto está formado por galerías y fisuras subterráneas profundas, mientras que el resto lo ocupan grutas de distintos tamaños. Se encuentra a una profundidad de más de 100 metros. Por este motivo, tuvo que ser inspeccionado con métodos que combinan el trabajo de espeleólogos y de alpinistas”, explicó Mlejnek.

Según Mlejnek, se trata de un hallazgo excepcional también porque gracias al microclima específico fueron descubiertas especies únicas de escarabajos, arañas y otras especies de animales que pueden ser considerados como residuos de la Época Glacial.

Además, en las grutas fueron halladas unas extrañas estalagmitas que surgen de la mezcla de raíces y hongos donde cae el agua. Una de ellas mide 70 centímetros y, según Mlejnek, podría ser considerada como la más grande del mundo.

El espeleólogo Roman Mlejnek descubrió este laberinto de grutas por pura casualidad.

“Durante mis investigaciones zoológicas en los montes descubrí una gruta que no figuraba en ningún mapa. Bajé para ver de qué se trataba y de pronto comencé a descubrir nuevas grutas y galerías interminables. El resultado sobrepasó mis expectativas.”, dijo el espeleólogo.

El complejo de grutas Poseidón se encuentra fuera de las rutas turísticas de la reserva natural de las Rocas de Teplice, debido a que se trata de un lugar difícilmente accesible. Por este motivo, no se baraja la posibilidad de abrirlo al público. Según expertos, la presencia del hombre en las grutas podría afectar, además, su microclima especial y a los animales que viven en ellas.

22-04-2008