Simulacro de ataque terrorista en el metro de Praga

23-09-2005

Decenas de socorristas, bomberos y policías participaron en la noche de jueves a viernes en un simulacro de ataques terroristas en el metro de Praga y en dos estaciones de ferrocarriles.

Foto: CTKFoto: CTK El plan del simulacro trazado por el Ministerio del Interior checo representaba ataques, por parte de grupos terroristas contra objetivos estratégicos como el metro de Praga o las estaciones de ferrocarriles de Holesovice y Kralupy.

Policías, bomberos y socorristas llegaron al lugar de los hechos en 10 minutos, y acto seguido empezaron a salvar vidas y socorrer a los heridos. El director general del Cuerpo de Bomberos, Miroslav Stepán, expresó que estaba sumamente satisfecho con el trabajo realizado.

"Los diferentes equipos estuvieron muy bien coordinados, funcionaron a la perfección, los socorristas, los médicos, los bomberos todos trabajaron sin cometer errores, se trató de una acción de un alto nivel profesional".

El simulacro se llevó hasta los últimos detalles, a tal punto que los figurantes, que hacían de heridos como consecuencia de las fingidas explosiones en el metro, fueron trasladados a diferentes hospitales donde fueron sometidos a los trámites de rigor, como si se tratase de verdaderos heridos. Foto: CTKFoto: CTK

Los organizadores de los simulacros explicaron que se trató de una acción con varios escenarios. En la estación de ferrocarriles Praga-Holesovice explotaron bombas, se descubrió un paquete con explosivos y se detuvo a un supuesto terrorista, mientras que en Kralupy, en las cercanías de la capital, explotó un vagón de tren.

"Uno de nuestros objetivos fue medir y coordinar el tiempo de llegada de las diferentes unidades a los lugares de los hechos. Puedo decir que me siento satisfecho, porque se cumplió la meta establecida, aunque todavía deberá hacerse una evaluación a fondo", explicó el Ministro del Interior, Frantisek Bublan.

Fuentes del Cuerpo de Bomberos y de la Policía subrayaron que se trató del mayor simulacro de ataque terrorista realizado en la República Checa, y que en el lapso de dos horas y media se logró tener la situación bajo control.

Semejantes simulacros ayudan a coordinar el trabajo de los diferentes equipos que deben cooperar en caso de ocurrir una situación de emergencia.

23-09-2005