Seis diputados rebeldes ponen en jaque al Gobierno

06-09-2012

La Cámara Baja rechazó la subida del IVA elaborada por el Gobierno de Petr Nečas. Seis diputados de su mismo partido votaron en contra, comprometiendo tanto la coalición gubernamental como el liderato de Nečas en el Partido Cívico Democrático. El paquete de medidas de austeridad volverá a votación parlamentaria, pero ahora los diputados decidirán con él si el Gobierno continúa o cae.

Petr Nečas, foto: ČTKPetr Nečas, foto: ČTK El Gobierno ha aprobado de nuevo este jueves por la mañana el mismo paquete de medidas fiscales que en la víspera rechazó la Cámara Baja por los votos en contra de seis diputados del partido del primer ministro Petr Nečas.

Al no reunir los 101 votos necesarios en la Cámara de Diputados, Nečas aceptó negociar para encontrar un acuerdo aceptable para todos, pero recordó los compromisos adquiridos con los socios de la coalición tripartita.

“De cara a la segunda lectura se pueden negociar ciertos cambios pero estos tienen que ser aceptados por toda la coalición. En caso contrario, nuestra regla es que se trata de una propuesta gubernamental, quiere decir aprobada por la coalición y todos los diputados de los tres partidos están obligados a apoyarla con sus votos”.

La propuesta que volverá al Parlamento seguirá incluyendo una subida del IVA, que es precisamente lo que rechazan los diputados rebeldes. La votación estará esta vez unida sin embargo a un voto de confianza para el Gobierno, con lo que Nečas une el futuro de su Gabinete al de las medidas. Es la primera vez en la historia checa que la continuidad del Gobierno dependerá de la aprobación de una ley, pero es que todo el presupuesto estatal de cara a 2013 está diseñado contando con dichos cambios. Además los presupuestos deben ser aprobados antes de tres meses de que concluya el año.

El ministro de Finanzas Miroslav Kalousek y Karolína Peake, foto: ČTKEl ministro de Finanzas Miroslav Kalousek y Karolína Peake, foto: ČTK Los socios de coalición del Partido Cívico Democrático, TOP 09 y el Partido Liberal Demócrata (LIDEM), no están de acuerdo en cambios que no supongan reducir por debajo del 3% el déficit estatal, recordó la líder liberal-demócrata, Karolína Peake.

“La subida de un 1% del IVA no es algo que nos encante hacer ni mucho menos, pero es una medida que traerá dinero y es un compromiso importante resultado de largas negociaciones”.

La ley tendrá que pasar de nuevo por todo el proceso legislativo, por lo que es previsible, en el caso de que pase la primera lectura y que el Gobierno de Nečas siga vivo, que el Senado, con mayoría de la oposición socialdemócrata lo rechace de nuevo.

Para la Socialdemocracia, que lidera los sondeos de intención de voto, la única solución sería la celebración de elecciones parlamentarias anticipadas, haciéndolas coincidir en fecha con las presidenciales de principios de 2013.

La nueva votación tiene un plazo de tres meses para ser celebrada. El paquete de medidas no solo incluye la subida en 2013 de las dos tasas de IVA, la estándar al 21% y la reducida al 15%, sino también una mayor imposición a las mayores rentas, modifica y limita impuestos referentes a carburantes y simplifica las ayudas a la vivienda.

Foto: ČTKFoto: ČTK El grupo de diputados cívico-demócratas rebeldes, que en primera lectura sí apoyaron en su días las medidas, ahora argumentan que van en contra de los principios del partido, y que ha sido el presidente de la República, Václav Klaus, economista de profesión, el que rechazando la subida del IVA, calificándola de mala para el país, les ha llevado a cambiar su postura. Sin embargo son muchas las voces autorizadas que reducen la discusión a una lucha de poder dentro del Partido Cívico Democrático.

06-09-2012