Se reduce el número de suicidios en Chequia

07-04-2016

El número de suicidios en Chequia se va reduciendo desde el año 2013, según datos estadísticos. Sin embargo, el suicidio sigue siendo el motivo más frecuente de las muertes por causas no naturales, superando dos veces aproximadamente las muertes en accidentes de tráfico.

Foto ilustrativa: FreeDigitalPhotosFoto ilustrativa: FreeDigitalPhotos Unas 1.000 personas se suicidan cada año en la República Checa. El mayor número de suicidios se produce en el mes de abril y, en lo que respecta al día, los lunes, según los resultados de un estudio realizado hace poco por periodistas de la Radiodifusión Checa, especializados en procesamiento de datos.

El número de suicidios se fue reduciendo desde los años 70 y otra marcada disminución se registra desde 2013, cuando terminó la crisis económica, lo que indica una indudable relación entre los problemas económicos y la decisión de algunas personas de resolverlos suicidándose, sostiene Jan Boček, uno de los autores del estudio.

”Durante la crisis el número de suicidios aumentó temporalmente, pero a partir de 2013 se fue reduciendo nuevamente. Actualmente son unas 1.000 las personas que se suicidan cada año. La reducción de su número llegó justamente con el fin de la crisis económica”.

El grupo más amenazado de querer quitarse la vida son los hombres menores de 40 años de edad. En cuanto a las mujeres, los casos de suicidio son cuatro veces inferiores en comparación con los hombres, aunque existe una cierta anomalía en el tema, según señala Jan Boček.

“Independientemente de los datos generales sobre la temporada de mayor número de suicidios que corresponde al mes de abril, la mayoría de las mujeres que deciden suicidarse lo hace en otoño. Algunos especialistas consideran que ello se debe a los cambios en la sociedad moderna, cuando junto con las tensiones relacionadas con los cambios del tiempo, las mujeres están expuestas más a las presiones vinculadas con el inicio del nuevo año escolar. Pero las teorías son muchas, algunas hablan de causas biológicas, otras de motivos sociales”.

El estudio reveló asimismo que las regiones de la República Checa donde fueron perpetrados más suicidios durante los últimos diez años son la de Šumperk, Bruntál y Jeseník, en el norte de Moravia, o sea regiones con un alto nivel de desempleo. Y donde menos personas decidieron suicidarse fue en la región de Vysočina, la Meseta Checo-Morava y en Moravia del Sur, lo que algunos especialistas asocian el gran número de personas creyentes que viven en esas zonas. Jan Boček no está del todo de acuerdo con esa teoría.

”Es posible que el credo religioso influya en las personas y los creyentes no decidan quitarse la vida voluntariamente. Es cierto que entre los creyentes hay pocos casos de suicidio, pero esto no lo explica todo. Una de las causas es por ejemplo el alcoholismo, que es mayor en algunas regiones, o la tradición de una determinada región de cómo solucionar los problemas. En fin, los suicidios son un fenómeno muy complejo en el que influyen muchos factores y es difícil determinar cuál de ellos en concreto lo hace más”.

El número de suicidios se va reduciendo en el mundo entero, con excepción de Corea, México e Irlanda, donde aumenta por diversas razones, en especial por los cambios en la forma de vida tradicional. El mayor número de suicidios se registra en los países Bálticos, Hungría y Corea, mientras que por ejemplo en los países de Europa del sur, como España o Grecia, su número es el más bajo.

07-04-2016