Se propone un carnet de identidad para niños

30-10-2019

Una mayor protección de los datos personales. De esta forma explica el Ministerio del Interior checo su intención de introducir el carnet de identidad también para los niños a partir de los seis años.

Petr Mlsna, foto: Šárka Ševčíková, archivo de Radio  ChecaPetr Mlsna, foto: Šárka Ševčíková, archivo de Radio Checa El carnet de identidad deben tenerlo en Chequia y llevarlo siempre consigo las personas a partir de los quince años de edad. El documento pueden tenerlo también los niños menores de quince años, pero de forma voluntaria. Actualmente posee ese documento aproximadamente el 25% de esos niños, en cifras concretas unos 350 000.

El Ministerio del Interior prepara ahora un nuevo proyecto de enmienda a la Ley del Carnet de Identidad que implicaría la obligación de tener ese documento para todos los niños a partir de los seis años.

De acuerdo con el viceministro del Interior, Petr Mlsna, este cambio llevaría a una mayor protección de los datos personales del menor, al no tener que presentar sus padres en los eventuales trámites oficiales su certificado de nacimiento. A la vez, según Mlsna, simplificaría la comunicación con las instituciones públicas.

El Ministerio del Interior checo, foto: Gobierno de la Republica ChecaEl Ministerio del Interior checo, foto: Gobierno de la Republica Checa ”En una situación cuando un padre va con su hijo pequeño a hacer unos trámites, por ejemplo sacarle una tarjeta de transporte público o abrirle una cuenta de ahorro, etc., hay que presentar el certificado de nacimiento del menor. Este es necesario para la identificación del niño y la realización de los trámites necesarios. Pero ese documento contiene también datos mucho más sensibles que un carnet de identidad”.

El límite de los seis años de edad del niño para la aplicación del nuevo reglamento fue escogido por el Ministerio en vista de que a esa edad los menores inician la enseñanza obligatoria. No obstante, el proyecto está en sus comienzos y debe ser debatido todavía por las instituciones competentes, por lo que no ha sido presentado al amplio público.

La oposición por el momento se manifiesta en su contra, señalando las lagunas del proyecto, como indica Marek Benda del opositor Partido Cívico Democrático, presidente de la Comisión para Asuntos Constitucionales y Jurídicos del Parlamento checo.

Foto ilustrativa: mohamed_hassan / Pixabay, CC0Foto ilustrativa: mohamed_hassan / Pixabay, CC0 ”El sólo pensar que el documento de identidad para los niños a partir de los seis años de edad sería obligatorio desembocaría en la obligación de llevarlo siempre consigo. Pues la Policía por ejemplo podría controlar si lo tienen. Pero los niños tan pequeños pueden perder ese documento, destruirlo o hacer cualquier otra cosa con él. Y si se llegara a aprobar esa enmienda, sería obvio que se introdujera también la obligación de tener el documento siempre a mano. El peligro lo veo en que en el fondo esto abriría el camino a otros cambios parciales y sin límites”.

Los autores del borrador de la enmienda a la Ley del Carnet de Identidad argumentan que la posesión de ese documento por parte de los niños también facilitaría a las familias con hijos pequeños viajar por los países del Espacio Schengen, en los que los ciudadanos comunitarios no están obligados a tener pasaporte, sino que es suficiente un documento de identidad.

El período de validez de ese carnet para menores se prevé de cinco años y el documento sería emitido de forma gratuita. De ser aprobado el proyecto, los cambios entrarían en vigor a más tardar dentro de dos años. Esto en vista de que posteriormente será aplicada la nueva directiva de la Unión Europea que, además de los pasaportes, introduce el uso de datos biométricos como las imágenes faciales o huellas dactilares de las personas también en el caso de los carnets de identidad.

30-10-2019