Se posterga la creación en Chequia del cargo de Defensor del Menor

29-07-2016

El cargo de Defensor del Menor sigue sin existir en Chequia y la fecha de su creación está en las tinieblas. Esto a pesar de que sigue incrementándose constantemente el número de menores que se dirigen en busca de ayuda a la oficina del Defensor del Pueblo.

Foto ilustrativa: archivo de Radio PragaFoto ilustrativa: archivo de Radio Praga La República Checa es uno de los últimos países de la Unión Europea que no tiene a un Ombudsman para los Niños. Al Consejo Gubernamental para Derechos Humanos le fue encargado elaborar un proyecto para la institución de ese cargo, pero su presentación al Gobierno y al Parlamento se va aplazando.

Las quejas de los menores las atiende actualmente la oficina del Defensora del Pueblo, aunque en vista de la creciente cantidad de niños que piden ayuda y que enfrentan serios problemas como maltrato familiar, acoso escolar e incluso abuso sexual, resalta la necesidad de una institución dedicada exclusivamente a los niños, según sostiene la Defensora del Pueblo, Anna Šabatová.

Anna Šabatová, foto: Adam Kebrt, ČRoAnna Šabatová, foto: Adam Kebrt, ČRo ”Nuestra oficina es capaz de atender las quejas individuales de los menores y tratamos de recomendarles la mejor solución a sus problemas. Pero lo que no podemos hacer, en vista de que no disponemos de competencias legales para ello, es seguir el desarrollo de la situación en el sector social, legislativo y otros que atañen a los niños. Si fuera así podríamos plantear propuestas y recomendaciones a los órganos competentes, en especial al Gobierno, de cómo enmendar o cambiar el estado de las cosas”.

Mientras que en 2014 pidieron ayuda al Defensor del Pueblo 35 niños en todo el año, en 2015 fueron ya 55 menores, y durante el primer semestre de 2016, 31 niños se han comunicado con la oficina del Ombudsman en busca de amparo.

Jiří Dienstbier, foto: Šárka Ševčíková, ČRoJiří Dienstbier, foto: Šárka Ševčíková, ČRo El ministro para los Derechos Humanos, Jiří Dienstbier, afirma que el proyecto de un Defensor del Menor puede estar listo en un par de meses, pero que su eventual institución la obstaculiza el hecho de que el Parlamento no ha aprobado todavía la ampliación de las facultades del Defensor del Pueblo.

“El proyecto de enmienda para la ampliación de las competencias del Defensor del Pueblo es debatido desde hace dos años. La verdad es que al iniciar los trabajos sobre el cargo de Ombudsman de los Niños, no contábamos que entre los diputados habría tan poca voluntad para reforzar la protección de los Derechos Humanos de los ciudadanos checos”.

Foto ilustrativa: David Castillo Dominici / FreeDigitalPhotosFoto ilustrativa: David Castillo Dominici / FreeDigitalPhotos Existen dos opciones relativas a ese puesto. Una supone la creación del cargo de Vicedefensor del Pueblo para Menores y la otra el surgimiento de una nueva institución independiente que se ocuparía de los derechos del niño. Originalmente estaba previsto que el Defensor Infantil asumiría el cargo en 2017, pero actualmente nadie se atreve a predecir si se logrará aplicar el proyecto durante el actual período electoral.

Muchos diputados, tanto de los partidos gubernamentales como de la oposición, no están convencidos de la necesidad de la nueva institución. Algunos, como Radka Maxová, del movimiento ANO, afirman que se exagera últimamente con el tema de los derechos del niño, mientras que los deberes del menor quedan olvidados.

29-07-2016