Se invierten cientos de miles de euros en seguridad para la catedral de San Vito

23-04-2019

El terrible incendio en la emblemática catedral de París ha puesto a la catedral de San Vito en la capital checa en el punto de mira, y los encargados del Castillo de Praga ofrecen rápidamente al público garantías sobre su seguridad contra posibles incendios.

Catedral de Notre Dame, foto: ČTK/AP/Thibault CamusCatedral de Notre Dame, foto: ČTK/AP/Thibault Camus Tras el devastador incendio del pasado lunes en la Catedral de Notre Dame de París, la atención se ha centrado en la seguridad contra incendios en otros lugares. El equivalente checo, la catedral de San Vito de Praga, está preparada para tal eventualidad, dicen sus administradores, y cada año se gastan cientos de miles de euros en medidas de prevención de incendios.

Vratislav Mynář, canciller del presidente Miloš Zeman, habló sobre las medidas de seguridad de la catedral.

“Cada año, la Oficina del Presidente invierte casi un millón de euros en el mantenimiento, la renovación y el funcionamiento de la catedral de San Vito. En los últimos años, hemos invertido alrededor de 400 000 euros en medidas de seguridad contra incendios.

Con las medidas de seguridad que colocamos en la entrada al Castillo de Praga estamos tratando de minimizar el riesgo de ataques incendiarios en todo el complejo del castillo y, por supuesto, en la catedral".

Catedral de San Vito de Praga, foto: Filip Jandourek, ČRoCatedral de San Vito de Praga, foto: Filip Jandourek, ČRo Martin Pospíšil es directamente responsable de la seguridad contra incendios en el edificio religioso más conocido del país. Dijo que al igual que en París, el servicio de bomberos de Praga tiene instrucciones claras sobre qué salvar primero en la catedral de San Vito.

“La Ley de Protección contra Incendios establece: evacuación de personas, animales y luego propiedad. Hay un plan de evacuación para los visitantes ubicados alrededor del edificio, y también hemos elaborado un plan para la evacuación de los objetos de valor".

Pospíšil señala que la catedral de San Vito puede albergar hasta mil personas y esos momentos representarían el mayor desafío si se requiriera proceder a la evacuación. También dice que las medidas de prevención de incendios deben adaptarse a las limitaciones de la estructura gótica.

Martin Pospíšil, foto: ČTK/Kateřina ŠulováMartin Pospíšil, foto: ČTK/Kateřina Šulová "No es posible para nosotros disponer de un sistema de incendios moderno en este espacio. Imagínese cómo se vería la catedral de San Vito con aspersores en lo alto. En esto es muy similar a NotreDame. Lo que intentamos hacer es separar las áreas de alto riesgo, como las salas de mantenimiento y las subestaciones eléctricas, de modo que en caso de que hubiera un incendio el objetivo es evitar que se extienda a las partes históricas del edificio".

La catedral de San Vito está equipada con un total de 145 sensores de incendios. Tres tuberías en la parte superior del edificio capaces de liberar más de 1200 litros de agua por minuto y 70 rociadores especiales protegen el techo de madera de la gran torre del edificio.

23-04-2019