Se estudia la inclusión de la telemedicina en la sanidad pública

09-09-2019

El Ministerio de Salud checo quiere apostar por la telemedicina y entre sus planes se encuentra incluirla en todos los seguros médicos.

Foto: Pixabay/ Darko Stojanovic CC0Foto: Pixabay/ Darko Stojanovic CC0 El uso de las tecnologías informáticas y de la comunicación está cada vez más instalado en la medicina. Por ejemplo, desde hace muchos años el Hospital Universitario de Olomouc es una referencia en telemedicina en Chequia.

Para asentar esta posición, dicho hospital y el Ministerio de Salud han cerrado un contrato para hacer de Olomouc el centro de la telemedicina en el país.

Foto ilustrativa: TeroVesalainen / Pixabay CC0Foto ilustrativa: TeroVesalainen / Pixabay CC0 Estas tecnologías ahorran mucho tiempo tanto a médicos como a pacientes. Los pacientes con enfermedades crónicas asociados a este hospital moravo, en lugar de ir al centro hospitalario una vez al mes para las revisiones, gracias a la telemedicina van una vez al año y el resto del tiempo mantienen informados a los doctores a través de unos recursos que les ofrece el Hospital Universitario de Olomouc.

En esa situación se encuentra Miroslav Čada, quien vive en un pueblo de la región y gracias a que cada día puede enviar sus parámetros físicos a los médicos que lo controlan no tiene que viajar hasta la ciudad.

“Cada día estoy bajo control médico, porque ellos ven como tengo la tensión y todo lo demás. Me gusta poder estar aquí en la naturaleza y no tener que esperar cuatro horas en el hospital para que me atiendan”.

Como explicó para la Televisión Checa Michal Štýbnar, especialista clínico del Hospital Facultativo de Olomouc, ellos dan al paciente todo lo necesario para que puedan vigilar su estado de salud a distancia.

“El paciente recibe un peso, un medidor de tensión, un oxímetro de pulso. Y cada día a una hora concreta nos envía esas mediciones, además de un formulario sobre cómo se siente y cuánto líquido ha bebido”.

Si los doctores ven algo extraño en las mediciones hechas por el paciente, se ponen inmediatamente en contacto con él para explicarle los siguientes pasos.

Foto: Lucie Hochmanová, ČRoFoto: Lucie Hochmanová, ČRo Por ejemplo, a enfermos con serios problemas cardiovasculares es posible ponerles un chip en el cuerpo para intentar prevenir anginas de pecho o infartos.

Para el Ministerio de Salud, la implementación de las tecnologías en la medicina es muy importante. El ministro de dicha cartera, Adam Vojtěch, señaló que su intención es reunirse con las aseguradoras médicas para que cubran este tipo de servicios.

“Tenemos que reunirnos para conseguir que esto comience a estar cubierto de forma regular por los seguros médicos, es la única forma en la que podemos extender esto”.

Entre los planes del Ministerio también se encuentra la creación de un portal web donde podrá consultarse toda la información referente a las vacunas, las visitas preventivas al doctor y donde habrá disponible también una sección para que los usuarios expongan sus quejas.

Un sistema que ya lleva tiempo funcionando

Aunque el Estado checo está comenzando a tomarse en serio esta opción para el sistema público, la telemedicina privada lleva muchos años funcionando en Chequia y existen muchas consultorías a través de Internet o por teléfono donde se paga un precio determinado por cada consulta. No obstante, algunas compañías lo ofrecen como beneficio gratuito para sus empleados.

Foto ilustrativa: Martin NěmecFoto ilustrativa: Martin Němec Un ejemplo de consultoría médica online es uLékaře.cz, allí atiende llamadas de pacientes el especialista en neonatología Jiří Náhlovský, quien comenta que el trabajo es muy similar al que realiza en una consulta cara a cara.

“Estas consultas son realmente una expansión de mi trabajo en circunstancias normales. Se dirigen a mí padres de niños recién nacidos, que me preguntan por los típicos problemas que les preocupan”.

Si el doctor considera que el problema está más allá de sus conocimientos o que el caso puede ser más grave, recomienda al paciente acudir a un especialista concreto o a su médico de cabecera.

Esta misma función la lleva a cabo Regina Herčíková, cardióloga que trabaja en el servicio de telemedicina de una aseguradora. En su experiencia, los jubilados y las madres son los que más consultas hacen.

“Los que más llaman son jubilados o madres con niños pequeños. Normalmente preguntan por la interacción de algunos medicamentos”.

La telemedicina se presenta como una buena medida para reducir las esperas en las consultas médicas. Y especialmente en ciertas regiones checas, donde hay menos médicos disponibles, es una excelente forma de dar servicio diario a los enfermos crónicos, ahorrándoles no solo el dinero del desplazamiento sino también las molestias de ir hasta el centro médico más cercano.

09-09-2019