Se espera la peor plaga de escarabajo de la corteza de los últimos 20 años

14-03-2016

Los bosques checos se preparan para la peor plaga de escarabajos de la corteza o escolitinos de los últimos 20 años. El tiempo cálido y seco ha favorecido en extremo la reproducción de la especie. Los ingenieros forestales y el Ministerio de Agricultura tratarán de reducir los daños.

Foto: Lucie Hochmanová, Radiodifusión ChecaFoto: Lucie Hochmanová, Radiodifusión Checa El escarabajo de la corteza o escolitino es un parásito que pone sus huevos debajo de la corteza de los árboles. Las larvas luego excavan galerías para alimentarse, lo que en muchos casos lleva a la planta a debilitarse, defoliarse y finalmente morir. Si su presencia toma el carácter de plaga pueden destruir grandes extensiones de bosque.

Es lo que amenaza con pasar este año con los bosques checos, especialmente en el noreste de Moravia y en las zonas bajas, donde la reducidas precipitaciones y los inviernos moderados de los últimos años han creado el entorno ideal para la reproducción masiva de este coleóptero, explica el director técnico de la empresa pública Bosques de la República Checa, Václav Lidinský.

“La causa es que el escolitino reacciona a la debilidad de los abetos. Y el abeto es muy sensible a las oscilaciones de humedad en el suelo. Y esta oscilación es lo que se ha producido ahora”.

Foto: ČTKFoto: ČTK De esta forma los técnicos forestales se han pasado el invierno trabajando en los bosques propiedad del Estado, talando o podando los árboles afectados hasta una altura de 600 metros. También se han instalado trampas de olor contra el escarabajo de la corteza.

El hecho de trabajar en las duras condiciones invernales se debe a la gravedad de la situación, afirma Lidinský.

“La situación es realmente seria. Si se repite el mismo transcurso que el año pasado, es decir, temperaturas altas y sequía, se puede llegar a un daño serio de los bosques de abetos y a un desastre natural”.

Václav Lidický, el director técnico de la empresa pública Bosques de la RCh, foto: LESY ČRVáclav Lidický, el director técnico de la empresa pública Bosques de la RCh, foto: LESY ČR Los efectos de la inminente plaga de escolitinos, tres veces mayor que la del año pasado, puede tener también consecuencias económicas. Debido al escarabajo, que fuerza a la tala de grandes extensiones de bosque, el precio de la madera de abeto podría ser ínfimo no solo en la República Checa sino en toda Europa Central. Por este motivo el Ministerio de Agricultura prepara un plan de subvenciones para asistir a los propietarios de bosques y empresas madereras, que se pondría en marcha en el momento en que en el mercado hubiera más madera que el año pasado.

La mejor medida contra el escolitino es prevenir su presencia y enriquecer los bosques con otras especies que no sean sensibles a este escarabajo o lo sean a variedades diferentes. Es por ello por lo que Bosques de la República Checa y otros propietarios forestales han comenzado a plantar otros tipos de árboles en sus explotaciones. Se trata sin embargo de una medida a largo plazo, que será efectiva tras varias décadas.

14-03-2016