Se escapa una mamba verde y causa la evacuación de un edificio en Praga

En Praga se escapó una mamba verde cuyo veneno puede resultar en una muerte inmediata.

Foto: ČTK/PR/Policie ČR Foto: ČTK/PR/Policie ČR Todo empezó el lunes a las últimas horas de la tarde. Los socorristas fueron llamados a atender el caso de una mujer en el barrio praguense de Hlubočepy. Después de la llegada tuvieron que proceder con la reanimación cardiopulmonar, y posteriormente trasladaron a esta mujer de 30 años al hospital, sospechando que se podía haber tratado de una mordedura de serpiente.

Eso fue confirmado por el portavoz del Hospital General Universitario de Praga, Filip Brož, quien anunció a los medios de comunicación que la paciente ya había sido atendida con el antiveneno.

Mientras tanto, la serpiente identificada como mamba verde, especie altamente venenosa que habita vastos territorios de África Occidental, se escapó el martes por la noche, y fue avistada por última vez en una de las casas alquiladas en la calle V Bokách en la parte municipal de Praga 5.

Como informó el portavoz de la Policía, Jan Rybanský, el jueves por la mañana se sigue intentando capturar a la serpiente, todavía sin éxito.

“Hoy, jueves, la Policía de Praga va a continuar buscando a la mamba verde que se escapó. El edificio donde fue avistada se encuentra evacuado”.

Las circunstancias del escape de la serpiente están bajo investigación. Es probable que la paciente que se encuentra en grave estado de salud sea la dueña del animal. Sin embargo, los policías hasta ahora no han podido proceder con el interrogatorio debido a su estado crítico. El portavoz del Hospital General Universitario de Praga, Filip Brož, comentó la condición de la mujer.

“La mujer se mantiene en coma artificial. Su estado esgrave y hay que esperar los resultados del antídoto”.

Según los especialistas, es improbable que la serpiente abandone las instalaciones de la casa donde fue avistada debido a las bajas temperaturas. Dentro y alrededor del edificio fueron repartidas trampas que se revisarán este jueves. Hasta que se logre capturar a la mamba, la Policía recomienda a los habitantes de la zona tener mucho cuidado y reportar cualquier aparición del animal.

Mientras tanto, la Administración Veterinaria confirmó que no había otorgado ningún permiso de cría de mambas verdes en Praga. Los criadores de esta especie tienen que pasar por un control de las instalaciones donde mantienen a la serpiente una vez al año. En total se registra en Chequia a 12 personas que disponen de este permiso.

La mamba verde es una serpiente que en la naturaleza habita tanto en las copas de los árboles como en la tierra y se alimenta sobre todo con aves y roedores pequeños. En caso de mordedura hay que buscar socorro inmediatamente o se corre el riesgo de muerte.