Se dispara el número de personas con diabetes

En la actualidad hay más de un millón de diabéticos en la República Checa, y el número sigue aumentando.

Foto ilustrativa: PhotoMIX-Company / Pixabay CC0Foto ilustrativa: PhotoMIX-Company / Pixabay CC0 En Chequia ha aumentado notablemente el número de diabéticos. Según el Instituto de Información Sanitaria, este año el número de personas diagnosticadas con la enfermedad superó el millón. El Instituto de Información Sanitaria estima que en 2030 podría haber alrededor de 1 200 000 personas diagnosticadas con diabetes.

Foto ilustrativa: Tobyotter via Foter.com / CC BYFoto ilustrativa: Tobyotter via Foter.com / CC BY El aumento se puede atribuir al envejecimiento de la población checa y a un estilo de vida poco saludable. Los médicos advierten que los pacientes con diabetes tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Václav Letocha es uno de los que sufre de diabetes tipo 1, el tipo hereditario. Lleva 30 años luchando contra la enfermedad y debe inyectarse insulina cuatro veces al día.

“Tres veces al día tomo la insulina básica, luego tengo insulina de acción prolongada que dura hasta 24 horas. Se inyecta antes de cenar y puede cubrir la dosis de insulina a largo plazo”.

Desde el punto de vista de los médicos, la diabetes tipo 2 es mucho más problemática. La puede provocar entre otros factores un estilo de vida poco saludable. Este tipo de diabetes está apareciendo incluso entre los niños checos, dice Milan Kvapil, presidente de la Asociación de Diabéticos.

“Entre los niños casi siempre se trata del primer tipo de diabetes. Es una enfermedad que tiene predisposición genética. El cuerpo del niño comienza a producir anticuerpos que destruyen las células que normalmente producen insulina. Con el aumento de la obesidad entre los niños, sin embargo, también estamos encontrando casos de diabetes tipo 2”.

Milan Kvapil, foto: archivo de FN MotolMilan Kvapil, foto: archivo de FN Motol Cada año el número de diabéticos aumenta en unos 20 000. Mientras que en 2015 había 957 000 diabéticos en Chequia, el año pasado había unos 40 000 más, dice Ladislav Dušek, jefe del Instituto de Información Sanitaria.

“El número ha estado creciendo de manera constante. En los últimos 7 años no se ha detenido el aumento, así que hablamos de un problema realmente grave”.

Dentro de diez años podría haber más de 1 200 000 enfermos en Chequia. Los diabéticos, sobre todo aquellos que no se someten al tratamiento médico, corren el riesgo de una gran cantidad de complicaciones. Por ejemplo, tienen un mayor riesgo de accidente cerebrovascular y ataque cardíaco. Debido a la inmunidad debilitada, también son más propensos a coger infecciones, añade Kvapil.

“Se ha mostrado que los pacientes con diabetes tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades malignas, es decir, tumores y cáncer”.

El creciente número de diabéticos significa una mayor carga para el sistema de salud. Kvapil mantiene que habrá que dividir el cuidado de diabéticos entre los especialistas y los médicos de cabecera. De esto debería ocuparse un nuevo acuerdo entre los médicos y la Sociedad Checa de Diabetes, confirma el Ministerio de Salud.