Se dispara el número de checos atrapados en un círculo vicioso de deudas

30-01-2015

El número de personas incapaces de pagar sus deudas va en aumento en Chequia. Según datos estadísticos, uno de cada cinco checos ha pedido en su vida un préstamo, como mínimo. Actualmente, esta nación de unos diez millones de habitantes debe a las casas bancarias casi 47.000 millones de euros.

Foto: Eva OdstrčilováFoto: Eva Odstrčilová Tras la Navidad en Chequia volvió a dispararse el número de personas que no son capaces de liquidar las deudas que habían pedido para comprar regalos.

En enero, la época festiva les pasó la factura con el primer pago a plazo, lo que en el país hizo llenar las salas de espera de los consultorios de deudas, según indicó el asesor financiero Jiří Brychta.

“Numerosos clientes aprovecharon el préstamo para comprar regalos o cosas que no necesitaban en absoluto. Muchas veces estas personas se acostumbran luego a un nivel de vida más alto y deben seguir viviendo de los préstamos. Pero pronto tienen que pedir préstamos de corto plazo a las casas no bancarias y entran en un círculo vicioso”, dijo.

Daniel Hůle, de la organización ‘Hombre en Emergencia’ (Člověk v tísni), advierte que a la hora de pedir un préstamo es necesario evitar las firmas sospechosas.

Daniel Hůle, foto: Šárka ŠevčíkováDaniel Hůle, foto: Šárka Ševčíková “Las firmas que de hecho prestan dinero para crear deudores y beneficiarse de ellos no tardan en exigir el dinero de manera draconiana. Así que incluso un préstamo pequeño puede crecer en cientos de euros debido a los gastos relacionados con las sanciones por insolvencia”.

Jiří Brychta agrega que algunas compañías se especializan en inventar nuevos y nuevos trucos para endeudar a la gente.

“Nos hemos fijado en la oferta de las llamadas tarjetas de crédito, distribuidas gratis con un depósito de dinero que pueden sacar del cajero o usar para pagar en tienda. Pero en caso de aprovechar el dinero, hay que contar con elevados intereses y pagos a plazo mensuales”, subrayó.

Algunas casas incluso ofrecen el primer préstamo gratis, sin intereses. Pero en caso de que no paguen la factura, generalmente con una expiración muy corta, la firma les cobrará altas sanciones.

30-01-2015