Se destinan millones de euros a fin de retener el agua en la tierra

El Gobierno checo destinará 77.6 millones de euros este año a proyectos de retención del agua en la tierra. Reacciona así a la escasez de agua registrada en los últimos años en los meses de verano.

Foto ilustrativa: jodyleigh / Pixabay, CC0Foto ilustrativa: jodyleigh / Pixabay, CC0

El tema de la escasez del agua que la República Checa enfrenta varios años seguidos fue debatido este miércoles en Praga por miembros de la Coalición Nacional contra la Sequía. Esta la componen los ministros de Agricultura, Transportes y Medio Ambiente, y participan igualmente representantes de otros ministerios e instituciones.

 Richard Brabec, foto: ČT24 Richard Brabec, foto: ČT24 El Gobierno acordó destinar grandes sumas financieras a proyectos que ayuden a la conservación del agua, por ejemplo la construcción de nuevos estanques artificiales, embalses o humedales, según informó el ministro de Medio Ambiente, Richard Brabec.

”Este año las subvenciones gubernamentales para esos proyectos serán de más de 77.6 millones de euros. Para el año 2020 contamos con destinar a ese fin aproximadamente la misma cantidad de dinero”.

Brabec sostuvo que en dos lugares de la República Checa se están aplicando proyectos que aprovechan métodos innovadores de conservación del agua en la tierra. En dos lugares del país por ejemplo se experimenta un programa piloto de infiltración artificial del agua. En el futuro este método podría ser aprovechado en centenares de lugares de Chequia, señaló el ministro Brabec.

”Dicho de forma muy sencilla, aprovechamos los momentos en que en los ríos hay agua en abundancia. La bombeamos y la infiltramos en la tierra, donde la tenemos luego de reserva como en una caja fuerte, para aprovecharla cuando sea necesario”.

Miroslav Toman, foto: David Sedlecký, Wikimedia CC BY-SA 3.0Miroslav Toman, foto: David Sedlecký, Wikimedia CC BY-SA 3.0 El Ministerio de Medio Ambiente cuenta igualmente con subvencionar otros programas de investigación orientados a la lucha contra la sequía, así como proyectos de los distritos o pueblos para la recolección y aprovechamiento del agua de lluvia.

El ministro de Agricultura, Miroslav Toman, sostuvo por su parte que actualmente la situación no es tan grave, ya que las grandes represas y otros depósitos de agua están llenos al 80%, al tiempo que añadió que el problema de la sequía no se debe subestimar.

”En comparación con el año pasado registramos una reducción de los niveles del agua en las represas de entre el 10% y el 12%. Esto se debe a que en las montañas hay actualmente mucha nieve y los hidrólogos se preparan para poder recibir nuevas cantidades de agua en las represas cuando la nieve comience a derretirse”.

Se calcula que las actuales cantidades de nieve en la República Checa responden a 3 500 millones de metros cúbicos de agua. Sin embargo, una cierta parte de esa agua no llegará a infiltrarse en la tierra y desaparecerá desaprovechada.

El ministro Toman informó que en el curso de un mes quiere presentar al Gobierno el proyecto de un nuevo sistema de financiación del cuidado y aprovechamiento de las cuencas hidrográficas nacionales. El Gabinete cuenta con invertir en la edificación de nuevas represas y otras obras en los ríos, lagos y estanques artificiales.