Se buscan obreros cualificados

25-09-2019

El índice de desempleo en Chequia es del 2.7%, que es el más bajo de la Unión Europea. Esto, sin embargo, tiene su lado negativo, que es la gran falta de mano de obra, sobre todo en profesiones obreras.

Foto: Pixabay, Public DomainFoto: Pixabay, Public Domain Más de 350 000 puestos de trabajo vacantes había en el mercado laboral en Chequia en el mes de agosto, según datos de la Oficina de Estadísticas. La mayor demanda se registra por trabajadores cualificados de profesiones obreras, de los que faltan unos 300 000, de acuerdo con el portal Nejřemeslníci.cz.

A los jóvenes estas profesiones no les atraen, quieren estudiar para ser arquitecto, abogado, médico o ingeniero. La mayoría de los profesionales que actualmente se dedican al trabajo manual son personas mayores que se aproximan a la edad de jubilación.

Debido a esta situación en el mercado laboral, el valor de la fuerza de trabajo de un obrero cualificado aumentó un 30% en los últimos dos años, según Martin Ekrt, director del portal Nejřemeslníci.cz.

Foto: anaterate / Pixabay, CC0Foto: anaterate / Pixabay, CC0 ”Cabe decir que los más demandados son los especialistas obreros en reconstrucción de viviendas. Entre 2016 y 2018 el precio de este trabajo subió un 64%”.

Un reciente estudio de la Asociación de la Mediana y Pequeña Empresa reveló que entre 2005 y 2018 la reducción del interés por las profesiones obreras se hizo evidente sobre todo en la industria textil, donde descendió un 97%. Pocas son igualmente las personas que se capacitan en la profesión de albañil, comentó para la Radio Checa Roman Pommer, vicepresidente de la Cámara Económica.

”En la industria textil hay una gran escasez de obreros cualificados y algo parecido registramos en la construcción. Por ejemplo casi nadie quiere aprender la profesión de techador. Es un problema de las familias checas contemporáneas. Cuando la madre de un joven interesado en estudiar una profesión obrera ya se lo permite, llega el padre, quien se opone a que su hijo sea techador o albañil e insiste en la profesión de ebanista. Porque los techadores trabajan incluso en invierno fuera y el hijo podría enfermarse”.

Escasean igualmente obreros en las cadenas de montaje, soldadores, camioneros, mozos de almacén, ayudantes de producción y en hoteles, cocineros, y personal de limpieza.

Por otro lado, las profesiones obreras son de las mejor remuneradas en Chequia. Mientras que el salario medio en el país es de unos 1300 euros mensuales, un obrero cualificado gana incluso más del doble, apunta Roman Pommer.

”Estos profesionales pueden ganar tranquilamente entre 2700 y 3000 euros mensuales. Naturalmente, cuando uno tiene 23 años y recién comienza a trabajar, no puede esperar recibir ese dinero de inmediato. Primero debe adquirir cierta experiencia y no vacilar en seguir capacitándose en su profesión”.

Igual así, si una persona por ejemplo le encarga a una empresa de construcción la reconstrucción de su vivienda, puede ser que tenga que esperar unos tres meses a que se inicien las obras, por falta de obreros cualificados.

Muchas compañías de producción y construcción de Chequia suelen resolver este problema empleando a trabajadores extranjeros, provenientes mayormente de Polonia, Ucrania y Eslovaquia. Pero gran parte de estos trabajadores tampoco tienen la cualificación profesional necesaria.

25-09-2019