Se acerca la hora de la verdad para la selección checa

03-09-2010

La mayoría de los equipos europeos inician este viernes su camino en búsqueda del pase a la Eurocopa 2012. En el grupo I, España jugará en Liechtenstein, mientras Lituania recibirá a Escocia. El equipo checo sigue concentrándose en la ciudad de Olomouc donde se enfrentará el próximo martes a los lituanos.

Foto: ČTKFoto: ČTK La selección nacional entrena desde el martes en la ciudad morava y tras largos meses, el seleccionador Michal Bílek tiene a disposición a todos los mejores jugadores del país, aunque algunos de ellos siguen teniendo pequeños problemas de salud, según indicó.

“Tomáš Rosický y Mario Holek sufren una pequeña virosis. Roman Bednář tiene una inflamación en el tendón de Aquiles, al igual que Milan Baroš, que ya juega en el Galatasaray, pero aún no se ha recuperado del todo”, indicó.

Michal BílekMichal Bílek La República Checa no puede pensar en otro resultado que la victoria en casa contra Lituania si quiere ganar la clasificación del grupo I y lograr el único puesto que le aseguraría el pase directo al campeonato.

Después del fracaso en las eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica, la afición espera el comienzo de una nueva era. Varios veteranos se retiraron el año pasado de un cuadro checo que está buscando a sus nuevos jugadores clave. Michal Kadlec, el defensa que milita en el Bayer Leverkusen alemán, podría convertirse en uno de ellos.

“Algunos futbolistas juegan con la selección durante mucho tiempo, pero varios jugadores nuevos entran cada vez más en la cancha, así que podemos hablar de una nueva era. Espero que sea exitosa. Por supuesto, nos concentraremos plenamente en todos los partidos y lucharemos por el pase a la Eurocopa. Eso sería un comienzo fabuloso”, mencionó.

La selección checa procura reforzar también su equipo de funcionarios. La directiva está intentando fichar al ex capitán de la selección, Pavel Nedvěd. La antigua estrella de la Juventus dijo que está buscando una manera de ayudar al cuadro nacional, aunque sigue viviendo en Italia.

“Es difícil asumir algún cargo si uno vive a cientos de kilómetros de la República Checa y no está en el centro de los acontecimientos futbolísticos importantes para la selección. Por otro lado, mi ayuda puede tener diferentes formas y actualmente estamos buscando el modo más apropiado”, afirmó.

Los checos jugarán en otoño tres partidos en las eliminatorias para la Eurocopa de Polonia y Ucrania: el próximo martes contra Lituania, el 8 de octubre recibirán a Escocia y cuatro días más tarde viajarán a Liechtenstein.

Tras la pausa invernal, el próximo 25 de marzo los futbolistas checos reanudarán las eliminatorias en España midiéndose con la campeona del mundo.

03-09-2010