Se acerca el censo nacional en Chequia, esta vez con muchas novedades

22-02-2011

El Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas se realizará en marzo en Chequia, después de 10 años. Entre las novedades destaca la posibilidad de rellenar los cuestionarios por Internet y la distribución de los formularios entre las personas sin hogar.

Dentro de una semana, los ciudadanos checos recibirán del Instituto de Estadística la información sobre el Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2011.

Del 7 al 25 de marzo, comisarios especiales distribuirán entre la población los cuestionarios del censo. A diferencia de los años anteriores, los comisarios no serán elegidos entre la gente de la calle, sino que todos serán empleados de los Correos Checos, según afirma Ondřej Kubala, portavoz del censo nacional.

“Por motivos de seguridad hemos decidido elegir a los comisarios entre los empleados de los Correos. Son personas experimentadas en reparto de dinero y manipulación con los datos personales, en fin. Es mucho más seguro”, destaca Kubala.

Como siempre habrá tres tipos de formularios. Dos de ellos, uno con datos personales y el otro sobre la vivienda, lo deben rellenar todos. El tercero a dirigido sólo a los propietarios de apartamentos y casas.

Por primera vez en la historia, los ciudadanos checos tendrán la posibilidad de rellenar los cuestionarios por Internet, señala Ondřej Kubala.

“La manera más sencilla de rellenar los cuestionarios será vía Internet. A partir del 26 de marzo, encontrarán en la página web del censo (www.scitani.cz) formularios electrónicos. Como contraseña para entrar en el programa utilizarán los códigos numéricos de sus formularios en papel. Toda la operación es cuestión de pocos minutos”, recalca Kubala.

Otra novedad es que serán incluidas en el censo también las personas sin hogar. En este caso realizarán el censo los empleados de las distintas organizaciones que ofrecen asilo a los vagabundos. Por primera vez se conocerán los números exactos y los detalles sobre estas personas.

Por otro lado, desaparecerán de los cuestionarios las preguntas sobre los bienes y los ingresos de los ciudadanos. El único dato referente a lo material será si la persona tiene o no la posibilidad de utilizar la computadora y si tiene acceso a Internet.

El censo general, realizado cada 10 años, es de suma importancia para la administración de varios sectores. En base a los datos obtenidos se planifica la compra de vacunas en sanidad o se elaboran los horarios de transporte urbano, por ejemplo.

Por eso, participar en el censo es obligatorio para todos. El que lo sabotee o exhorte a su boicoteo, puede ser castigado con una multa de hasta 400 euros.

22-02-2011