Sangrientos enfrentamientos entre la ultraderecha y la policía

18-11-2008

Violentas manifestaciones marcaron negativamente el 19º aniversario de la Revolución de Terciopelo. Sangrientos enfrentamientos entre radicales de ultraderecha y la policía tuvieron lugar en la ciudad de Litvínov, mientras que en Praga surgieron trifulcas entre los adversarios de la construcción de la base de radares estadounidense en la República Checa y la gente que acudió al centro de la ciudad para conmemorar el derrumbe del comunismo.

Litvínov (Foto: CTK)Litvínov (Foto: CTK) Unos quinientos extremistas de derecha se reunieron el lunes en la ciudad de Litvínov, Bohemia del Norte, en una manifestación titulada La Marcha contra la Violencia. Paradójicamente, los manifestantes intentaron ajustar cuentas violentamente con los gitanos residentes en el barrio de Janov, donde surgen con frecuencia problemas de convivencia entre los vecinos y esta minoría étnica.

Unos mil policías antidisturbios impidieron al final un enfrentamiento directo entre ambos bandos. Los extremistas lanzaban adoquines, piedras y cócteles molotov, la policía utilizó gas lacrimógeno y cañón de agua. La portavoz de la policía, Jarmila Hrubešová, indicó que los radicales se desviaron de la ruta avisada con anterioridad y trataron de penetrar en el barrio para linchar a los gitanos.

“Los extremistas corrieron a las colinas adyacentes para entrar en el barrio por el lado opuesto. La policía intentó cercarlos, pero fue difícil, porque los radicales lanzaban cócteles molotov e incluso incendiaron un automóvil policial y tuvieron que intervenir los bomberos”, señaló.

El conflicto que duró tres horas aproximadamente dejó un saldo de 14 heridos, siete policías y siete radicales, y 15 extremistas detenidos por desorden público.

Litvínov (Foto: CTK)Litvínov (Foto: CTK) Por otro lado, en Praga la policía tuvo que intervenir contra los adversarios de la construcción de la base de radares estadounidense en la República Checa que perturbaron los actos conmemorativos de la Revolución de Terciopelo. Los manifestantes pedían la convocatoria de un referéndum acerca de la instalación de la base, según dijo el portavoz de la iniciativa No a las Bases, Jan Májíček.

“El Gobierno rechaza desde hace dos años y medio convocar un referéndum sobre la base de radares. Los políticos no hablaron sobre este tema antes de la elecciones, así que no tienen autoridad para decidir sobre este asunto, por eso nos manifestamos aquí”, indicó.

Las reyertas perturbaron los actos conmemorativos de la Revolución de Terciopelo que se efectúan tradicionalmente en la Avenida Nacional. Varios políticos acudieron allí para depositar flores en el lugar donde la policía comunista dispersó brutalmente una manifestación estudiantil en 1989, entre ellos el ex presidente, Václav Havel.

“Comprendo la necesidad de los jóvenes de protestar contra el sistema político. Pero si no hay otra cosa contra la que protestar, eso es de hecho una buena noticia”, dijo Havel.

En la manifestación de centenares de adversarios del radar nadie resultó herido. La policía detuvo a tres personas.

18-11-2008