Saddam Hussein preparaba un atentado en Praga

El antiguo dictador de Irak, Saddam Hussein, ordenó a sus servicios secretos realizar un atentado en la sede de Radio Europa Libre, en Praga, según ha revelado el Servicio de Inteligencia checo (BIS). El objetivo era detener las emisiones destinadas a Irak.

La sede de Radio Europa Libre, situada en el antiguo edificio del Parlamento Checoslovaco, al lado del Museo Nacional, estuvo durante cuatro años en el punto de mira de Saddam Hussein. A su alrededor se mantuvo un auténtico pulso de fuerzas entre el Servicio de Inteligencia checo, el BIS, y los servicios secretos iraquíes, el DGI.

Todo comenzó cuando en 1999 el BIS detectó la presencia de un turista demasiado curioso que fotografiaba el edificio de Radio Europa Libre desde todos los ángulos. Los servicios de contraespionaje checos descubrieron que el turista era en realidad un agente del DGI que operaba directamente desde la embajada iraquí en Praga.

En otoño de 2000, Hussein dio definitivamente luz verde al atentado, tal como averiguaron los agentes del BIS, y el gobierno checo se apresuró a elevar una protesta diplomática al cónsul iraquí. No sirvió de mucho, los iraquíes esperaban la menor oportunidad para volar la sede de la radio con un misil antitanque.

El antiguo edificio del Parlamento ChecoslovacoEl antiguo edificio del Parlamento Checoslovaco Tras la caída del régimen iraquí en 2003, la información se confirmó. Los funcionarios de la embajada, desorientados y presionados por la policía checa, permitieron el registro de los almacenes de la sede diplomática. Allí se guardaba todo un arsenal, como comenta el portavoz del BIS, Jan Šubert.

“La policía se incautó 11 pistolas, cuatro metralletas Kalashnikov, dos metralletas Heckler-Koch con silenciador, 2.000 balas y, lo más importante, un misil antitanque RPG 7,” informó.

La inquina del dictador iraquí con Radio Europa Libre venía dada por las actividades de este medio internacional, que emite a la mayor parte de los países del mundo donde no existe libertad de expresión. Hussein se sentía amenazado por las emisiones a Irak, que cuestionaban la legitimidad de su régimen.

Una vez derrocado Saddam y con nuevos gobernantes al frente del país árabe, los Servicios de Inteligencia checos decidieron hacer pública esta pequeña guerra de espías que pudo haber tenido un desenlace fatal.

La redacción de Radio Europa Libre fue trasladada este año a una nueva localización, más segura, en las afueras de Praga.