Rusia y China incrementan sus actividades de espionaje en Chequia

02-09-2016

El Servicio de Contraespionaje checo (BIS) informó que las agencias de inteligencia de Rusia y China han incrementado sus actividades en el país. En su informe anual, referente al 2015, se indica que el objetivo de los espías es influir sobre la opinión pública checa y aumentar su poder.

La sede del Servicio de Contraespionaje checo (BIS)La sede del Servicio de Contraespionaje checo (BIS) Los servicios secretos rusos atacan a la opinión pública checa por medio de una guerra mediática, mientras que los chinos tratan de ganar poder económico e influencia política en Chequia. Así se puede resumir el informe anual del Servicio de Contraespionaje Checo (BIS) dado a conocer este jueves en Praga.

De acuerdo con el documento, los agentes rusos tratan de “debilitar la capacidad informativa del país” sobre todo en lo relacionado con la anexión de Crimea y conflicto con Ucrania. El servicio secreto ruso lleva a cabo una guerra mediática que tiene como objetivo infiltrar los medios de comunicación checos e Internet, se indica en el reporte.

Consultado por la Televisión Checa, el primer ministro, Bohuslav Sobotka, no entró en detalles y simplemente constató el hecho.

Bohuslav Sobotka, foto: ČT24Bohuslav Sobotka, foto: ČT24 “El Gobierno reacciona de manera regular. Esto quiere decir que no es algo nuevo o excepcional”.

El incremento de las actividades rusas en los medios de comunicación y sobre todo en Internet preocupa al ministro de Defensa, Martin Stropnický.

“Se trata de una actividad sorprendente. No se puede descartar que Praga se haya convertido en un foco de especial interés (para los rusos)”.

Para el diputado opositor y presidente de la Comisión Parlamentaria para la Supervisión del Servicio de Contraespionaje, Marek Benda, la situación descrita en el informe es preocupante.

“En el mundo hay países que son aliados, mientras que otros son, como mínimo, nuestros contrincantes. Considero que se trata de una advertencia seria, ya que China y Rusia se comportan como adversarios. Y siguiendo ese patrón deriva el comportamiento de sus servicios secretos”.

Una actitud diferente fue presentada, sin embargo, por el líder de los comunistas checos, Vojtěch Filip.

“Al igual que las partes china y rusa, lo hacen los americanos y los alemanes, no veo ningún riesgo”.

Kremlin, foto:  Julie Mineeva, CC BY-SA 1.0 UnportedKremlin, foto: Julie Mineeva, CC BY-SA 1.0 Unported El Servicio de Contraespionaje checo sostiene que el Kremlin trata de infiltrar información y desinformación para crear cierta inestabilidad y crear opinión de que todos mienten, con la finalidad de alterar las relaciones internas de la OTAN y la Unión Europea.

En lo referente a China, el informe subraya que las actividades de Beijing tienen como objetivo incrementar su influencia en las estructuras estatales. Aprovecharán para ello su poderío económico, para apoyar así sus intereses políticos.

La mayor parte del informe del Servicio de Contraespionaje checo es secreto y está destinado a los máximos representantes del Estado.

02-09-2016