Rusia viola el Derecho Internacional en Crimea

03-03-2014

El presidente ruso, Vladimir Putin, celebró los Juegos Olímpicos más caros de la historia en un intento por hacer brillar a su país a nivel mundial. Ahora los ojos del mundo se centran nuevamente en Rusia, pero por intervenir militarmente en Crimea. El Gobierno checo condena la agresión y denuncia la violación del Derecho Internacional por parte de Moscú y se suma a la comunidad de países que buscan una salida pacífica a la crisis.

Foto: ČTKFoto: ČTK El ministro de Relaciones Exteriores checo, Lubomír Zaorálek, dijo este domingo al embajador ruso en Chequia, Serguei Kiseliov, que Praga condena la violación del Derecho Internacional por parte Rusia en Crimea.

El jefe de la diplomacia indicó que, al menos por el momento, no pensaba retirar al embajador checo, pero insistió en que es necesario convencer a las autoridades rusas de que participen en una solución diplomática de la crisis.

Lubomír Zaorálek, foto: ČTKLubomír Zaorálek, foto: ČTK “Se buscarán todas las vías para obligar a Rusia a respetar sus compromisos internacionales. Por ejemplo Moscú se comprometió en Budapest en 1994, no solo a respetar la integridad territorial y la soberanía de Ucrania, sino también a garantizarla”.

Al referirse a la gravedad de la situación surgida, Zaorálek hizo hincapié en que las buenas relaciones entre los países comunitarios y Moscú peligran en este momento.

“Las relaciones entre la Unión Europea y Rusia son muy ricas, y es por eso que cuando se da semejante violación del Derecho Internacional dichas relaciones se ven fuertemente alteradas”.

Serguei Lavrov, foto: ČTKSerguei Lavrov, foto: ČTK Las recientes declaraciones del ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, de que Moscú persigue defender los derechos humanos, disuadir a los radicales del uso de la violencia y facilitar la reconciliación nacional, no encontraron repercusiones positivas a nivel internacional.

Para el canciller checo semejantes palabras no favorecen las relaciones entre la Unión Europea y Rusia.

“Las declaraciones del ministro Lavrov de que Rusia está preparada para intervenir de manera contundente en cualquier lugar en defensa de los derechos de sus ciudadanos, cuestiona las intenciones de la Unión Europea de abolir la obligación de visados para los ciudadanos rusos”.

Karel Schwarzenberg, foto: ČTKKarel Schwarzenberg, foto: ČTK El antiguo ministro de RR.EE., Karel Schwarzenberg, indicó en esta relación que los rusos en Crimea no corrían peligro, nadie los amenazaba, reconoció que existía tensión, pero que los rusos no fueron víctimas de ataque alguno. Recordó que la protección de sus ciudadanos fue el argumento que utilizó Hitler para ocupar Austria y parte del territorio de Checoslovaquia.

La cancillería checa publicó un comunicado en el que recomienda a sus ciudadanos cancelar o postergar sus viajes a Crimea por razones de seguridad.

03-03-2014