Rusia intenta poner a la opinión pública checa contra el radar

26-09-2008

Los Servicios de Inteligencia rusos intentaron influir en la opinión pública checa para provocar el rechazo a la instalación en el país de una estación de radares estadounidense. Así se desprende del informe anual del Servicio de Inteligencia checo.

Según el documento, agentes de Moscú intentaron ponerse en contacto, el año pasado, con políticos y medios de comunicación checos con el objetivo de influir en la opinión pública y aumentar el rechazo de los ciudadanos frente a la construcción en el país de un radar estadounidense.

Las actividades de los agentes rusos en territorio nacional fueron las más amplias e intensas en los últimos años, indicó el portavoz del Servicio de Inteligencia, Jan Šubrt.

“Los servicios de espionaje rusos intentaron infiltrarse en diversas capas de la sociedad y contactar con representantes de la vida política. Centraron especial atención en los medios de comunicación. Y todo ello para manipular a la opinión pública y ponerla en contra del radar”, dijo Jan Šubrt.

El portavoz del Servicio de Inteligencia declaró que dichas actividades pueden formar parte de una prolongada campaña rusa que busca atacar la integridad de la Unión Europea y de la OTAN, aislar a EE.UU. y restablecer su esfera de influencia en Europa.

El informe del Servicio de Inteligencia ha inquietado a los políticos locales. El presidente del Comité parlamentario para la Defensa, Jan Vidím, convocó para la semana próxima una reunión con representantes del Servicio de Inteligencia.

“El documento ofrece información nueva y detallada sobre las actividades de los agentes rusos en territorio checo. Actividades que, según todo indica, son extraordinariamente intensas”, destacó Vidím.

Moscú reaccionó inmediatamente a la noticia sobre el trabajo que desarrollan sus agentes en la República Checa. El portavoz del Servicio de Inteligencia ruso, Serguey Ivanov, rechazó el informe de sus colegas checos y destacó que la estación de radar estadounidense no interesa a los agentes rusos.

26-09-2008