Rudolf Jedlička, pionero en los rayos X y la rehabilitación en Chequia

Se cumplen 150 años del nacimiento del médico Rudolf Jedlička, quien fue pionero en mejorar la vida de los niños discapacitados en el territorio de la actual República Checa.

Foto: Kristýna MakováFoto: Kristýna Maková Rudolf Jedlička fue un médico de origen checo cuyo nombre está inscrito en la historia de la medicina nacional. Sus esfuerzos por mejorar la vida de los niños discapacitados tienen resultados todavía a día de hoy.

Rudolf JedličkaRudolf Jedlička Jedlička nació en una familia de médicos en la pequeña ciudad de Lysá nad Labem en 1869. Desde pequeño tuvo claro que se dedicaría a la medicina, un campo donde llegó a ser un gran profesional, y donde fue pionero en la rehabilitación de niños minusvalidos y en el uso de rayos X para diagnosticar tumores.

En 1909 adquirió unos terrenos y fundó la asociación Sanatorio de Praga, y en 1913 fundó el Instituto Jedlička, institución a través de la cual mejoró la vida de miles de niños, y que todavía sigue en funcionamiento.

Como explicó para la Radiodifusión Checa Radek Musílek, uno de los educadores del Instituto Jedlička, Rudolf destacó por ser un médico muy versátil y por sus esfuerzos por ayudar a la sociedad.

“Rudolf Jedlička fue un médico muy versátil y un mecenas. De su propio dinero aportó mucho para el Instituto Jedlička y compró algunos terrenos. Además, al frente de la Asociación para el cuidado de los raquíticos y minusválidos mejoró mucho el equipamiento para los niños discapacitados. A partir de sus primeras ideas consiguió crear algo que lleva existiendo ya 106 años. Y un año después fundó el Sanatorio de Praga, con un equipamiento de lujo, que es donde a día de hoy está la Clínica de Maternidad de Podolí”.

Asimismo, Musílek destacó que fue el primer médico del Imperio austrohúngaro que comenzó a aplicar de forma real los rayos X para diagnosticar a sus pacientes.

“Fue el primero en trabajar con los rayos X en el territorio de la monarquía austrohúngara, pocos meses después de su descubrimiento”.

 Instituto Jedlička, foto: Kristýna Maková Instituto Jedlička, foto: Kristýna Maková Pero la vida de Rudolf Jedlička no fue especialmente tranquila, además de ser una persona que realizaba numerosos viajes y aprendía de las innovaciones que observaba en otros países, entre 1912 y 1913 participó como médico en la Primera Guerra Balcánica, que enfrentó a la Liga Balcánica con el Imperio otomano.

“Además de fundar el Instituto Jedlička, participó en la Primera Guerra Balcánica del lado de Serbia y trabajó activamente en un hospital de campaña. A pesar de que las relaciones del Imperio austrohúngaro con Serbia no eran del todo buenas”.

Desgraciadamente, su intenso contacto con los rayos X, en una época donde todavía no se trabaja de una manera segura con esta tecnología, acortó enormemente su vida. Estos problemas, sumado a una angina de pecho, acabaron con su vida cuando tenía 57 años.

No obstante, su legado sigue haciendo la vida más fácil a los niños y jóvenes discapacitados que pasan por el Instituto Jedlička, y su nombre se extiende por el mundo gracias al grupo musical The Tap Tap, compuesto principalmente por miembros de esta fundación.