Rotundo triunfo de Petr Nečas en las elecciones de los cívico-demócratas

El Partido Cívico Democrático (ODS) eligió en su congreso efectuado el fin de semana a su nueva dirección. Petr Nečas fue elegido como jefe de esa formación política, según se esperaba. Lo inesperado es que los delegados hayan hecho cambios radicales en la vicepresidencia de esa agrupación mostrando el deseo de comenzar una nueva era del mayor partido político de derecha de este país.

Petr Nečas triunfó en las elecciones de la nueva dirección del Partido Cívico Democrático en todos los aspectos. Nečas recibió un fuerte apoyo de los delegados, al obtener el 87 por ciento de los votos. Además, la cúpula de dicho partido eligió a los cinco vicepresidentes, favoritos de Nečas, pese a los pronósticos que se basaban en los pactos entre bastidores.

Petr Nečas, foto: ČTKPetr Nečas, foto: ČTK El nuevo líder se mostró satisfecho con que los resultados hayan reflejado lo que habían pedido los electores en las elecciones parlamentarias, o sea, que el partido tenga una dirección más transparente.

“Tenemos que eliminar la influencia de las llamadas eminencias grises. Si alguien quiere la influencia política, tiene que asumir a la vez la responsabilidad política, tiene que salir a la luz y no quedarse en la oscuridad y desde allí dirigir este partido a través de su teléfono móvil”, afirmó.

Los delegados respondieron a sus palabras y rechazaron a los políticos de Praga, que suelen ser tildados de “eminencias grises” o “padrinos” del partido.

David Vodrážka, foto: ČTKDavid Vodrážka, foto: ČTK Además, pasaron por alto los pactos concluidos entre los jefes de las respectivas sucursales regionales, lo que pagó caro David Vodrážka, que defendía el cargo del primer vicepresidente.

Vodrážka hizo el ridículo al sostener en el congreso que los pactos entre bastidores no existían. Los delegados primero se rieron de él para votar después en las elecciones por Miroslava Němcová.

La política apreció el hecho de que los delegados hayan expresado su libre voluntad y no cedieran ante las presiones de sus jefes. Němcová reiteró que el partido debe mostrarse transparente también a la hora de formar el nuevo gobierno.

Jiří Pospíšil, Pavel Drobil, Pavel Blažek, Petr Nečas, Miroslava Němcová y Alexandr Vondra, foto: ČTKJiří Pospíšil, Pavel Drobil, Pavel Blažek, Petr Nečas, Miroslava Němcová y Alexandr Vondra, foto: ČTK “Es necesario que nuestro partido dé a conocer su actitud de manera más transparente posible al buscar compromisos en cuanto a la formación del nuevo gobierno. Eso va a significar que preferimos, ante todo, la calidad”, dijo.

El futuro primer ministro con toda probabilidad puede contar en esa labor, además, con otros estrechos colaboradores suyos, nombrados como vicepresidentes del partido: Pavel Drobil, Pavel Blažek, Jiří Pospíšil y Alexandr Vondra.