Robo de datos en España provoca cancelación de miles de tarjetas de crédito en Chequia

19-11-2009

Miles de tarjetas de crédito Visa y Eurocard/Mastercard han sido canceladas por sus bancos en Chequia. La razón: una fuga de datos de una empresa española que podría afectar a todos aquellos que visitaron el país durante este año.

Una alerta emitida por Visa y Mastercard por el ataque a los datos de sus clientes que había realizado una empresa española proveedora de servicios, ha provocado la mayor operación de sustitución de tarjetas realizada nunca en Europa. En Alemania la cifra ya alcanza las cien mil tarjetas. En la República Checa se habla de cantidades inferiores, de varios miles, pero poco precisas. Los bancos decidieron cancelar las tarjetas de sus clientes que habían realizado compras en España durante los meses de primavera y verano. ¿Es realmente seguro el pago con tarjeta? ¿Cómo pueden fugarse datos bancarios? El redactor jefe de la página root.cz, Petr Krčmar, explica cómo se puede llegar a producir una fuga de datos.

“La culpa es casi siempre atribuible en estos casos a un factor humano. Me imagino que esta compañía tiene los sistemas de seguridad adecuados, que son muchos para este tipo de empresas, y que funcionan bien. Por lo que lo más probable es que se trate de una persona de la casa, un experto en sistemas de seguridad, capaz de burlarlos, y contra el que la compañía no puede hacer mucho”.

Los bancos checos que más tarjetas han cancelado son ČSOB y Česká Spořitelna. Los responsables de todas las entidades bancarias checas insisten en que la medida es preventiva, lo que, según ellos, demuestra que el uso de tarjetas es seguro. Se calcula que unos cien mil checos visitaron España durante este año, pero los bancos no quieren que cunda la alarma. Para Pavla Langová, portavoz de Česká Spořitelna, la situación está bajo control y los clientes no tienen por qué preocuparse en ningún caso.

“De momento estamos evaluando la situación y bloqueamos las tarjetas cuando es necesario. El cliente tiene que esperar a que le avisemos de que la tarjeta ha de ser bloqueada, no tiene que ir él a hacerlo”.

El cambio de cada tarjeta le cuesta al banco entre cinco y diez euros, por lo que las vacaciones en España de los checos, les han salido caras a las entidades.

19-11-2009