Revuelo en la universidad por la negativa del presidente Zeman a nombrar un catedrático

20-05-2013

Estudiantes de la Universidad Carolina de Praga y diversas personalidades del mundo educativo preparan protestas contra la decisión del presidente checo, Miloš Zeman, de no firmar el nombramiento como catedrático del historiador Martin C. Putna. Este fue uno de los críticos de Zeman durante la campaña presidencial.

Martin Putna, foto: ČTKMartin Putna, foto: ČTK El historiador y crítico literario Martin Putna fue uno de los intelectuales que durante la campaña presidencial tomó partido por Karel Schwarzenberg y se sumó a las críticas contra Miloš Zeman. Ahora, con Zeman ya en el sillón presidencial, Putna ha visto cerrada su carrera académica. El presidente se niega a firmar su nombramiento como catedrático por la Universidad Carolina de Praga.

La negativa del presidente supone un acontecimiento jurídico sin precedentes, ya que no se trata de una función establecida en la constitución, sino de un mero procedimiento ceremonial contemplado en la Ley de Universidades. El nombramiento viene decidido por un comité científico y en teoría el presidente solo podría negarse si descubre algún tipo de irregularidad.

Zeman además prefiere no hacer públicos los motivos que lo han llevado a no firmar el nombramiento de Putna, como declaró.

“Ya comuniqué al ministro de Educación del por qué de mi decisión, y le dije que no quiero humillar al señor Putna haciendo públicos mis motivos. Sin embargo, el señor Putna tiene todo el derecho del mundo, si lo desea, de ir a juicio. Y en ese caso será mi obligación declarar por qué actué como lo hice”.

'Los maricas católicos saludan a Bátora', foto: ČT'Los maricas católicos saludan a Bátora', foto: ČT De esta manera el presidente se sitúa en un limbo legal, al no poder demostrarse de momento que su negativa es injustificada. Al mismo tiempo, dio una vuelta de tuerca más al asunto al declarar fuera de las cámaras que no reconoce a ningún aspirante a la enseñanza universitaria que acuda a la marcha del orgullo gay de Praga con una pancarta en la que ponga “los maricas católicos saludan a Bátora”. Martin Putna, que aunque católico es abiertamente homosexual, asistió de hecho con este cartel en alusión al político conservador Ladislav Bátora al último festival Prague Pride.

Putna por su parte, insiste en que el tema de su nombramiento debería despolitizarse.

“En estos momentos todos hemos de dejar a un lado nuestras opiniones políticas y comportarnos de acuerdo con las reglas, con las leyes, con el espíritu de las leyes y con las costumbres”, sostuvo.

Miloš Zeman, foto: ČTKMiloš Zeman, foto: ČTK La postura de bloqueo de Miloš Zeman ha desatado una serie de protestas en el sector educativo checo. Este lunes se manifestarán los estudiantes de la Universidad Carolina, que ven en la negativa presidencial un ataque a la autonomía académica. El jueves tendrá lugar otra manifestación en la plaza de Venceslao de Praga convocada por el ex ministro de Educación Ondřej Liška, del partido de los Verdes. En ella participarán personalidades como la senadora Eliška Wagnerová o el activista gay Czeslaw Walek.

De momento Zeman compartirá su postura durante esta semana con el rector de la Universidad Carolina, Václav Hampl. También ha reclamado una explicación la Comisión Acreditativa del Ministerio de Educación. El primer ministro, Petr Nečas, ha demandado también que el presidente comunique sus razones cuanto antes a la opinión pública. Desde sectores conservadores se ha comparado a Zeman con el presidente comunista Klement Gottwald, acusándolo de vetar puestos académicos a opositores políticos, mientras que desde la izquierda se ha guardado silencio.

El pulso político se resolverá el 11 de junio, cuando Zeman firme los nombramientos de los nuevos catedráticos.

20-05-2013