República Checa tendrá elecciones presidenciales directas

En 2013, los checos elegirán al presidente de la República en comicios directos por primera vez en la historia. El Senado aprobó una nueva ley constitucional aprobada con anterioridad por la Cámara de Diputados que abre paso a las elecciones presidencial directas, deseado por la mayoría de la ciudadanía.

Jiří Pospíšil, foto: ČTKJiří Pospíšil, foto: ČTK Tras una acalorada discusión que duró cinco horas, el Senado dio su visto bueno este miércoles a la elección presidencial directa. De los 75 senadores presentes, 49 votaron a favor de la ley, mientras 22 se expresaron contra el proyecto.

La nueva ley estipula que serán los ciudadanos del país en vez de los parlamentarios quienes elegirán al jefe de Estado en unos comicios de dos rondas, según explicó el ministro de Justicia, Jiří Pospíšil.

“Se tratará de un sistema clásico de elecciones en dos rondas. En la primera ronda ganará el que logre la mayoría absoluta de votos. En caso de que así no suceda, los dos candidatos más votados pasarán a la segunda vuelta en la que triunfará el que reciba más votos. Es un sistema similar a las elecciones senatoriales que nos parece el más conveniente”, dijo el ministro.

Petr PithartPetr Pithart El presidente actual, Václav Klaus, rechazó rotundamente el nuevo sistema aprobado por el Parlamento y tildó la elección presidencial directa de un “error fatal”. Sin embargo, como se trata de una decisión constitucional, no puede vetar la nueva ley.

También el vicepresidente del Senado, Petr Pithart, del democristiano Partido Popular, subrayó que el nuevo sistema incluye graves deficiencias. Por ejemplo, según la nueva ley, el presidente podrá ser destituido sólo por la mayoría constitucional del Parlamento, dijo Pithart.

“Al aprobar la elección directa reforzamos el mandato, o sea, la legitimidad del presidente que a la vez prácticamente no podrá ser destituido, lo que considero como un error grave”, señaló.

Por su parte, el vicepresidente del Senado, Přemysl Sobotka, del Partido Cívico Democrático, destacó que este sistema funciona sin problemas en la mayoría de los países comunitarios.

Přemysl SobotkaPřemysl Sobotka “Este sistema funciona en numerosos países, como Polonia y Eslovaquia, por ejemplo, sin dañar la democracia, así que no temo que los checos elijan a un presidente no democrático”, subrayó.

Los candidatos checos a presidente tendrán que presentar una petición firmada como mínimo por 50.000 ciudadanos, 20 diputados o 10 senadores. La nueva ley entrará en vigor el 1 de octubre. En marzo de 2013, los checos elegirán al presidente en comicios directos.