República Checa satisfecha con los resultados de Niza

12-12-2000

El ministro de Relaciones Exteriores de la República Checa, Jan Kavan, saludó los resultados alcanzados en la cumbre de Niza. Expresó su deseo de que en la próxima cumbre, planeada para el año 2004, la República Checa participe en calidad de miembro.

Según explicara el ministro Kavan, la cumbre de Niza fue muy importante para la República Checa, porque ofreció una serie de noticias positivas en torno al proceso de ampliación y de la reforma institucional.

El jefe de la diplomacia checa reconoció, no obstante, que el país debe todavía avanzar en su camino de adhesión, que hay todavía una serie de asuntos pendientes que no se lograron poner al día durante la presidencia de Francia.

El tema de la ampliación fue sin duda el más importante para los países candidatos que esperan que al final de la presidencia de Suecia en el 2001 se profundicen las negociaciones con los adeptos más avanzados.

Especialistas en la materia hicieron énfasis en el hecho de que cada uno de los nuevos miembros tendrá un representante en la Comisión Europea hasta el momento en que la Unión tenga 27 miembros.

Los representantes de los países candidatos coinciden en que la reunión de Niza ha abierto por completo las puertas de la ampliación, o que al menos se ha suavizado el mecanismo de las llamadas cooperaciones reforzadas, dejando expedito el camino hacia la Europa a varias velocidades.

Muestra de ello es el hecho de que la Comisión no tendrá menos comisarios que ahora, pero no podrá superar el límite de 27. Y el reparto de votos deja las cosas en equilibrio: 170 para los grandes, 175 para los pequeños. La reunión de Niza fue muy importante insistieron miembros y candidatos a la Unión Europea.

Un fracaso en Niza pudo fácilmente provocar una gran ola de inestabilidad en los países candidatos, sobre todo en los poscomunistas donde la incorporación a la Unión Europea representa el regreso de éstos a las estructuras continentales.

12-12-2000