República Checa registra el menor índice de corrupción desde 1997

27-09-2007

La lucha contra la corrupción va dando buenos resultados en la República Checa. Según un reciente informe de Transparencia Internacional, el actual nivel de corrupción percibido en el país es el más bajo desde el año 1997.

El informe de Transparencia Internacional del índice de percepción de la corrupción en el mundo, publicado en Praga este miércoles, resultó sumamente favorable para la República Checa.

En cuanto al grado de corrupción de políticos y funcionarios públicos, de un total de 180 países del mundo, incluidos en el estudio, la República Checa ocupó el puesto 41, mientras que el año pasado se había situado en el lugar número 46. Según recalcó Adriana Krnácová, directora de la filial checa de Transparencia Internacional, el resultado actual es el mejor de los últimos diez años.

Adriana KrnácováAdriana Krnácová "Últimamente ha habido muy buenos resultados en la lucha contra la corrupción en este país y la mejoría se hace patente en varios sectores. Grandes cambios notamos en especial en el funcionamiento de algunas instituciones públicas. Además, la Contraloría General de la República, la Oficina para la Supervisión de la Competecia Comercial y los órganos de justicia se han trazado como una de sus prioridades combatir la corrupción, y los resultados son palpables", dijo Adriana Krnácová.

No obstante, los positivos resultados, según acotó la funcionaria de Transparencia Internacional, en numerosos sectores de la sociedad checa hace falta intensificar más todavía la lucha contra la corrupción. Esto vale especialmente en el caso del control de las licitaciones públicas. Serias insuficiencias permanecen en la investigación de casos de criminalidad económica. Y no menos grave es también el hecho de que los tribunales siguen tardando mucho en decidir casos de corrupción y de criminalidad económica en general.

27-09-2007