República Checa es el país de la UE que otorga menos asilo a refugiados

17-05-2019

En ninguna parte de la Unión Europea una persona que huye de su país de origen tiene menos probabilidades de obtener asilo como en la República Checa.

Foto ilustrativa: Jacqueline macou / Pixabay, CC0Foto ilustrativa: Jacqueline macou / Pixabay, CC0 Los datos recientes de Eurostat, la Oficina Europea de Estadística, muestran que en 2018 el Ministerio del Interior checo otorgó protección internacional a 1 de cada 10 solicitantes, mientras que no se reubicó a ni un solo refugiado en el país.

El año pasado, los 28 Estados miembros de la UE otorgaron el estatuto de protección a más de 333 000 solicitantes de asilo y recibieron cerca de 25 000 refugiados. En términos per cápita, la República Checa recibió el menor número posible, concediendo asilo, protección subsidiaria o estatus humanitario a solo 155 personas que presentaron la solicitud por primera vez, o 15 por cada millón de habitantes.

Los países de la UE con la mayor proporción de decisiones "positivas" en primera instancia el año pasado fueron Irlanda, con un 85% y Luxemburgo, con un 72%. En contraste, la República Checa tuvo la mayor proporción de decisiones de primera instancia "negativas", con un 89%. En otras palabras, nueve de cada 10 solicitantes fueron rechazados.

El portavoz del Ministerio del Interior, Ondřej Krátoška, dice que la alta tasa de rechazo no es un reflejo de una política draconiana, como podría parecer. Proviene más bien de que tienen muchos menos solicitantes procedentes de países devastados por una guerra civil o un conflicto prolongado, como Siria, Afganistán e Irak.

Foto: ČT24Foto: ČT24 "Es importante tener en cuenta que muchas personas se presentaron legalmente en la República Checa y han estado aquí durante mucho tiempo, a veces incluso durante varios años. Muchos de los que solicitan protección internacional están tratando de legalizar su estadía, por ejemplo, después de que haya expirado una visa o permiso de residencia".

Mientras que la población de Siria, Afganistán e Irak representaron la mayor parte de las solicitudes en la UE el año pasado, en la República Checa la situación en más del 30% es bastante diferente, dijo Krátoška a Radiožurnál.

“Las personas de esos tres países, que son los más comunes en Europa, representaron solo el 7.5% del total de solicitantes de protección internacional en la República Checa. Aquí, alrededor del 25% de los solicitantes eran de Ucrania y casi el 10% eran de Georgia, Cuba o Armenia".

Según el portavoz del Ministerio del Interior, dado que la mayoría de los solicitantes que buscan un lugar seguro en Chequia provienen de países más estables, es poco probable que también se les conceda asilo en otros estados de la UE.

Pero Hana Franková, directora de la Organización de Ayuda a los Refugiados, que brinda asesoría legal a decenas de solicitantes por semana, dice que la política checa ha sido mucho más restrictiva que la de otros estados miembros de la UE.

Hana Franková, foto: ČTHana Franková, foto: ČT “Esto no es nuevo. Nuestro país siempre ha aceptado un porcentaje más bajo de solicitantes. En nuestra opinión, una serie de factores contribuyen a que el proceso checo sea excesivamente restrictivo. Los solicitantes deberían haber recibido al menos alguna forma de protección internacional".

Franková dijo que las autoridades checas dedican muy poco tiempo al estudio individual de casos de solicitantes de asilo. Añadió que un proceso de evaluación más completo confirmaría reclamaciones de refugiados mucho más legítimas basadas en actividades políticas, membresía en una minoría étnica o religiosa u orientación sexual.

Además, señaló, que si un solicitante apela su rechazo inicial, los tribunales solo pueden enviar sus conclusiones al ministerio del Interior, que luego puede rechazarlo por segunda vez.

Según Eurostat, en 2018, el 37% de las decisiones de asilo en primera instancia de la UE dieron resultados positivos, es decir, otorgamiento de refugiado o estatus de protección subsidiaria, o una autorización de residencia por razones humanitarias. Para las decisiones de primera instancia, alrededor del 56% de las decisiones positivas en el bloque dieron como resultado la concesión de subvenciones en condición de refugiado.

Entre los estados miembros de la UE, la mayor proporción de decisiones de primera instancia favorables sobre el número total en 2018 se registraron, como se ha dicho, en Irlanda y Luxemburgo.

Por el contrario, Francia, Estonia, España, Letonia, Polonia y la República Checa registraron tasas de rechazo de entre el 72% (Francia) y el 89% (República Checa).

17-05-2019