Reproducirán en China el histórico Puente de Carlos de Praga

08-04-2013

El Puente de Carlos, del siglo XIV, uno de los mayores atractivos turísticos de la capital checa, podrán admirarlo también los habitantes y visitantes de China. Su reproducción será construida e instalada en la ciudad de Changzhou y unirá las dos márgenes del riachuelo artificial Moldava.

La réplica del puente en el pabellón checo en la Exposición Mundial de Shangai, foto: Jaroslav Skalický, ČRoLa réplica del puente en el pabellón checo en la Exposición Mundial de Shangai, foto: Jaroslav Skalický, ČRo La afición de los chinos por instalar en su país reproducciones de monumentos históricos y ciudades enteras de otros continentes es conocida en el mundo entero. En ese país tienen reproducciones de la Torre Eiffel, de columnas propias de la antigua Grecia, así como del Patio de Los Leones de la Alambra de Granada, España. Dentro de poco se podrá admirar en China, concretamente en un parque de atracciones en la ciudad de Changzhou, una réplica de pequeñas dimensiones del Puente de Carlos, de Praga.

En esa misma ciudad, en la Finca de la Amistad Chino-checa, se encuentra actualmente también el pabellón checo en la Exposición Mundial de Shangai, con el que los chinos quedaron asombrados, ya que les permitió conocer las maravillas histórico-culturales de la República Checa. Además, desde el punto de vista jurídico, no existe ningún impedimento para que una réplica del puente no pudiera existir en China, indicó el abogado, Petr Pečený.

”En este caso concreto no existe ningún impedimento. El Puente de Carlos lo mandó a construir el emperador romano-germánico Carlos IV, quien falleció hace siglos. Los derechos de autor, si se tratara de éstos, rigen todavía 70 años después del fallecimiento del propietario de estos, lo que ya no vale para el puente. Un eventual permiso no tiene que darlo ni la Alcaldía de Praga, porque tampoco se trata de un asunto de competencia desleal o algo por el estilo”.

El Puente de Carlos, photo: Štěpánka BudkováEl Puente de Carlos, photo: Štěpánka Budková El proyecto para el Puente de Carlos en China fue elaborado por una empresa checa, pero la obra de piedra será construida por ingenieros y obreros del país asiático. A diferencia del original, la reproducción del famoso puente gótico de Praga en China dispondrá de cuatro pilares en vez de quince y será decorada por ocho estatuas, mientras que en el puente de Praga hay instaladas 30 estatuas barrocas de santos y personajes históricos.

El Puente de Carlos de Praga reemplazó el Puente de Judit, de estilo románico, destruido en 1342 por unas inundaciones. Desde el comienzo fue un importante punto de comunicación entre la Ciudad Vieja por un lado y el Barrio Pequeño y Hradčany con el Castillo de Praga, por el otro. Su primera piedra fue colocada el 9 de julio de 1357 por orden del emperador Carlos IV. Hoy en día, es una de las obras histórico-arquitectónicas de mayor valor de la capital checa.

08-04-2013