Renovación del parque automovilístico checo: 1.200 euros por su viejo auto

10-04-2009

El Gobierno aprobó este miércoles un paquete de medidas anticrisis en colaboración con la oposición socialdemócrata. Una de ellas es la prestación de subvenciones al retiro de vehículos de más de diez años.

Foto: CTKFoto: CTK La República Checa se ha unido al grupo de países europeos que ha decidido subvencionar la renovación del parque automovilístico. Según la propuesta del Gobierno, se concederá una ayuda de 1.200 euros por llevar al desguace vehículos de más de diez años. La medida vendrá acompañada además de descuentos en los concesionarios, aunque todavía no se ha concretado en qué cantidad.

La subvención servirá solo para comprar vehículos de precio inferior a los 18.000 euros y cuyas emisiones de CO2 sean menores de 160 gramos por kilómetro. La medida era una propuesta socialdemócrata y ha sido aceptada por la coalición gubernamental a regañadientes. De hecho, el ministro de Finanzas, Miroslav Kalousek, la considera demasiado sectorial.

Finalmente, las subvenciones al desguace han entrado en el paquete anticrisis a cambio de que se admitieran sus propuestas, y tomadas desde otro punto de vista, como explica el presidente de la comisión económica de la Cámara de Diputados, Oldřich Vojíř.

Las opiniones críticas con estas ayudas señalan que en muchos casos un vehículo de diez a doce años tiene un valor superior a 1.200 euros, y que, por otro lado, hay pocos autos que cumplan las condiciones para ser comprados con la subvención.

Sin embargo, para el director de la Asociación de la Industria Automovilística, Antonín Šípek, se trata de una medida necesaria para superar la crisis.

“Hay un efecto multiplicativo, porque al aplicarse la misma medida en toda Europa se promueve a toda la industria automovilística europea y también a los proveedores checos. Y en segundo lugar hay que darse cuenta que de la industria automovilística dependen otros sectores, como el cristalero, el electrotécnico, la industria química, los plásticos, la producción de materias primas y muchos más”.

El Gobierno deberá ahora perfilar con más detalle la medida antes de que entre en vigor. Quedan en el aire cuestiones cómo cuál va a ser la fuente de financiación o de qué manera van a recibir el dinero los beneficiarios, si directamente o al comprar el auto en el concesionario.

Otras medidas aprobadas en el paquete anticrisis fueron rebajas en los pagos a la Seguridad Social, agilización de los descuentos fiscales para las empresas y un proyecto de ley de insolvencia, por parte del Gobierno. Los socialdemócratas aportaron, además de las subvenciones al retiro de vehículos, mayor apoyo a los desempleados y mayores subvenciones y rebajas fiscales para las familias con hijos.

10-04-2009