RCh debe contar con la energía nuclear

07-07-2008

El Gobierno checo debería contar en el futuro con todas las fuentes de energía, incluyendo la polémica energía nuclear. Esta es una de las recomendaciones de una comisión de expertos independiente, encargada de juzgar las necesidades energéticas del país hasta el año 2050.

Mirek Topolánek y Václav Pačes (Foto: CTK)Mirek Topolánek y Václav Pačes (Foto: CTK) La comisión, encabezada por el presidente de la Academia de Ciencias Checa, Václav Pačes, debería sentar las bases para formular un nuevo concepto energético del Estado.

En su informe preliminar, que entregaron el pasado viernes al primer ministro, Mirek Topolánek, los expertos indican como prioridad el ahorro de energías, abogan por profundizar la competencia en el mercado de este sector, apoyan el uso de fuentes renovables, pero a la vez coinciden en que sin la energía nuclear la electricidad será más cara en la República Checa, advirtiendo sobre el posible riesgo de desestabilización y dependencia de fuentes del exterior.

Václav Pačes recomendó iniciar inmediatamente la investigación de los impactos de eventuales centrales nucleares nuevas en el medio ambiente.

TemelínTemelín “Creo que crecerá la importancia quizá de la energía geotermal, se seguirán construyendo centrales eólicas, pero nunca estas fuentes sustituirán plenamente la energía que faltará después de terminarse la extracción de lignito o que se pueda producir en una nueva central nuclear”.

La República Checa cuenta actualmente con dos centrales nucleares, Temelín y Dukovany. Su ampliación es apoyada por los opositores Partido Socialdemócrata y Comunista, en contra está el gubernamental Partido de los Verdes. La vicepresidenta de esta formación política, Dana Kuchtová, apuntó que el acuerdo de coalición prohíbe la planificación de nuevas centrales nucleares.

Dana Kuchtová (Foto: CTK)Dana Kuchtová (Foto: CTK) “Hasta el año 2025 el país no enfrentará ningún déficit energético. Nuestra postura hacia la energía atómica es muy abierta, no queremos suspender las centrales nucleares tal como funcionan ahora, sólo no queremos construir nuevos bloques”.

El primer ministro, Mirek Topolánek, manifestó que desea abrir un amplio debate al respecto.

“No es posible que una parte, o incluso un partido político, influya la seguridad de los suministros de energía para las futuras generaciones. El debate es necesario, la presentación del informe preliminar de la comisión debe evocarlo y ponerlo en marcha. Lo estoy esperando con ilusión”.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea Sin embargo, la comisión presidida por Václav Pačes no ve el problema principal en la energía nuclear, sino en la producción de calor. “Si quemamos el lignito para producir energía que luego exportaremos, pronto tendremos que solucionar la cuestión ¿qué usaremos para el calentamiento?”, subrayó el presidente de la Academia de Ciencias Checa.

Las conclusiones de la comisión de Pačes serán examinadas ahora por un grupo de economistas, expertos en la energía y ecologistas.

07-07-2008