RCh critica a Alemania por obstaculizar acceso a su mercado laboral

30-04-2008

Autoridades checas criticaron la intención de Alemania de prolongar por dos años las limitaciones a su mercado laboral para trabajadores de los nuevos países de la Unión Europea.

Václav KlausVáclav Klaus El propósito de Alemania de impedir el libre acceso a su mercado laboral hasta finales del año 2011, provocó una ola de críticas en círculos oficiales checos. El presidente, Václav Klaus, está convencido de que la negativa de Alemania se debe a miedos infundados.

“Es un asunto de algunos ministros alemanes que ven el mundo desde un ángulo diferente e irracional. Cuando en el año 1989 se abrieron las fronteras de nuestro país hacia occidente, también se temía que miles de checos se marcharían a Alemania. Semejantes temores aparecieron con nuestro ingreso en la Unión Europea, y se mostraron vanos. Y nada pasará tampoco cuando todos los países comunitarios abran su mercado laboral”, sostuvo Klaus.

Petr NečasPetr Nečas El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Petr Nečas, acotó que el interés de los checos por trabajar en Alemania y otros viejos países comunitarios es mínimo. Afirmó que no ve motivo alguno para que algunos países mantengan las limitaciones hasta el año 2011.

“Actualmente trabajan en Alemania unos 13 mil checos. Si el Gobierno alemán decidiera prolongar el período de limitaciones para el acceso de la mano de obra extranjera, significaría que no toma en cuenta que los checos no amenazan ni en lo mínimo su mercado laboral. Sería además una decisión que contradice los principios fundamentales de la integración europea”, dijo Nečas.

Alexander VondraAlexander Vondra Alexander Vondra, viceprimer ministro checo para Asuntos Europeos recalcó que la postura alemana representa una decepción para los políticos checos.

“Estamos decepcionados, porque algunos países aplican el proclamado respeto a los valores europeos sólo cuando les conviene. Entendemos que el Gobierno alemán quiere ganarse las simpatías de los electores en vista de las elecciones generales del próximo año, pero frente a la República Checa la postura alemana es discriminatoria”, dijo Vondra.

Además de Alemania, los checos necesitan permiso laboral en Austria, Bélgica, Francia y Dinamarca. La justificación de las medidas restrictivas para los nuevos países de la Unión Europea debería ser analizada por Bruselas el próximo año. Los checos quieren conseguir que en esa reunión se decida sobre la plena apertura del mercado laboral comunitario.

30-04-2008