Protestas en Kavcí Hory

20-12-2000

¡Consejeros, dimitan! fue el lema que repetían los más de 300 representantes y miembros de la asociación Televisión Checa – Causa pública, que manifestaron ayer ante los estudios de la televisión nacional, en Praga.

Disolver el actual Consejo de la Televisión Checa e imposibilitar que los políticos intervengan en la elección del nuevo director general de ese medio de comunicación público era el objetivo que perseguían los representantes de la asociación Televisión Checa – Causa pública, además de pretender participar en la sesión del consejo en la que se debía elegir al nuevo director general de la TV checa.

Entre los miembros de las organizaciones televisivas y cinematográficas que se dieron cita ante los estudios televisivos para protestar contra la actuación del consejo y exigir la dimisión de sus miembros estaba el cineasta Václav Marhoul, precisamente uno de los organizadores de la protesta por considerar que el consejo se encuentra manipulado. Marhoul se refirió a la destitución del director general de la TV, Chmelícek, en los siguientes términos:

"El señor Chmelícek no ha tenido la posibilidad de demostrar si es un buen director, pero es que tampoco ha podido demostrar si es un mal director. Es evidente, entonces, de que se trata de una decisión política, y para nosotros es de suma importancia que la Televisión Checa sea una cuestión pública y no una cuestión política".

Los miembros de la mencionada asociación manifestante escribieron la petición "Que el Consejo de la Televisión Checa no elija y dimita", y acordaron crear un consejo en la sombra en el que estuvieran representadas todas las organizaciones profesionales agrupadas en la asociación Televisión Checa - Causa pública.

20-12-2000