Protesta masiva por la independencia de la justicia

22-05-2019

En la Plaza Venceslao de Praga se reunieron más de 50 000 manifestantes para protestar contra el primer ministro Andrej Babiš y la nueva ministra de Justicia, Marie Benešová.

Foto: ČTK/Kamaryt MichalFoto: ČTK/Kamaryt Michal

Decenas de miles de manifestantes llenaron la Plaza Venceslao de Praga este martes para expresar su desacuerdo con las acciones del primer ministro checo, Andrej Babiš.

Andrej Babiš, foto: ČTK/Deml OndřejAndrej Babiš, foto: ČTK/Deml Ondřej La protesta originalmente fue convocada para pedir la dimisión de la ministra de Justicia Marie Benešová y mantener la independencia del poder judicial, pero se convirtió en una manifestación antigubernamental centrada en criticar al primer ministro Babiš.

A la capital checa llegaron ciudadanos de diferentes partes del país, llevando pancartas con los nombres de sus municipios. Por razones de capacidad, y también por el simbolismo, la cuarta manifestación de la serie se trasladó desde la Plaza de la Ciudad Vieja a la Plaza Venceslao. De acuerdo con las fotografías aéreas, los organizadores estimaron una participación de 50 000 manifestantes.

Al principio del evento, el presidente de la organización “Un millón de momentos por la democracia”, Mikuláš Minář, retó a Babiš a un debate en la televisión. Insistió en que si el primer ministro no demuestra que las protestas no tienen una base racional, estas continuarán en las próximas semanas.

Marie Benešová, foto: Marián Vojtek, Český rozhlasMarie Benešová, foto: Marián Vojtek, Český rozhlas “Invitamos al primer ministro a defender en público sus pasos polémicos. Que deje de hablar con rodeos y se enfrente a mí en un debate en la televisión. Pido asimismo a TV Nova, Prima y a la Televisión Checa que inviten al primer ministro a un duelo y publiquen sus respuestas”.

La renuncia de Benešová, cuyo nombramiento como ministra de Justicia, según los opositores, pone en duda la confianza en la independencia del poder judicial, se mantuvo como prioridad en la lista de exigencias. Los discursos luego se centraron en Babiš. El organizador Mikuláš Minář resumió las demandas de los manifestantes en tres puntos principales.

“Nuestras tres demandas son: en primer lugar, la dimisión de Marie Benešová. En segundo lugar, la adopción de siete medidas para asegurar la independencia del poder judicial. En tercer lugar, un debate con el primer ministro en la televisión”.

Foto: Eliška KubánkováFoto: Eliška Kubánková

En un informe a la agencia de noticias ČTK, Babiš ya ha declarado que no ve ninguna razón para aceptar la solicitud de los manifestantes. Además, Babiš y Benešová rechazan que la independencia de la justicia esté en peligro. Según el primer ministro, Benešová no planea ningunos cambios al frente de la fiscalía.

Tomáš Klus, foto: Martina SchneibergováTomáš Klus, foto: Martina Schneibergová Además de los organizadores hablaron desde el escenario artistas y académicos checos, entre ellos el obispo auxiliar de Praga, Václav Malý, el cantante Tomáš Klus o el ex jugador de hockey Dominik Hašek. Este último subrayó la importancia de mantener la libertad y democracia en el país.

“En 1989, cientos de miles de personas salieron a las calles y lucharon contra el régimen comunista. Para las próximas generaciones aseguraron el derecho más importante, la libertad de expresión. Por eso estamos hoy aquí. Vivimos en un mundo diferente, pero aún estos días estamos preocupados por la democracia, que fue ganada por nuestros padres”.

Otros críticos reprocharon a Babiš el conflicto de intereses que ha sido tratado por las instituciones de la UE, las sospechas por malversación de fondos europeos en el caso del Nido de la Cigüeña, las subvenciones estatales a su compañía Agrofert, y su presunta cooperación con la Policía Secreta Comunista (STB).

Foto: Eliška KubánkováFoto: Eliška Kubánková Una concejal del Ayuntamiento de Praga, Milena Johnová, señaló además la falta de financiación para proyectos sociales en los municipios.

“El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales ha publicado el plan de las subvenciones a los municipios para el trabajo social. Resultó que este año los municipios obtendrán solo una quinta parte de lo que necesitaban del Estado. La ministra Maláčová nos presentó un plan catastrófico. No debemos contar con ninguna cofinanciación del trabajo social este año, y el año que viene no recibiremos nada”.

Según el portavoz de la Policía de Praga, Jan Daněk, no se registró ningún incidente en relación con la protesta. La próxima semana deberían efectuarse manifestaciones en otras regiones de Chequia. En caso de que no se cumplan los requisitos de los manifestantes, se reunirán nuevamente en la Plaza Venceslao a comienzos de junio.

22-05-2019