Prostitutas y a la vez empresarias

09-10-2014

La prostitución y su eventual legalización vuelven a la mirilla de los políticos. Un nuevo proyecto de ley quiere que las prostitutas ejerzan su profesión como empresarias registradas ante Hacienda.

Foto: ČT24Foto: ČT24 La vía pública, prostíbulos y casas particulares, estos son algunos de los cien lugares más frecuentes en los que las prostitutas praguenses ofrecen sus servicios.

Un grupo de políticos capitalinos presentaron a la Cámara Baja un proyecto de ley que busca regular la prostitución y motivar a estas mujeres a convertirse en empresarias.

Los autores del proyecto buscan, por un lado, recaudar impuestos y por otro crear condiciones más favorables y de mayor seguridad para las prostitutas, según indicó la diputada comunista Zuzka Bebarová Rujbrová.

“No hay que olvidar que en muchos casos se trata de personas con problemas sociales. Muchas caen por primera vez en dicho mundo y es necesario ofrecerles protección”.

Zuzka Bebarová Rujbrová, foto: archivo de KSČMZuzka Bebarová Rujbrová, foto: archivo de KSČM En la República Checa por el momento las únicas instituciones que prestan ayuda a las prostitutas son algunas Organizaciones No Gubernamentales.

Un centro diurno ofrece duchas, ropa, preservativos y cursillos para que las prostitutas puedan defenderse en caso de topar con un cliente agresivo, y no falta la asistencia médica.

Algunos políticos sugieren que una herramienta, para llevar un mejor control, puede ser un carnet oficial con la fotografía de la mujer que ofrece servicios sexuales.

Miroslava Slívová, de la organización ‘Placer sin Riesgo’, que asiste a las prostitutas, sostiene que la imposición de un carnet resulta inaceptable.

“Me parece incorrecto e inadecuado que los clientes tengan acceso al nombre completo de la señorita y eventualmente a la dirección de su domicilio”.

Miroslava Slívová, foto: YouTubeMiroslava Slívová, foto: YouTube No obstante, los políticos van más allá en su propuesta de ley, sugieren que se multe con un poco más de 500 euros a los que violen la medida que impone la regulación, ya sean prostitutas o clientes.

No es la primera vez que los políticos tratan de regular la prostitución en Chequia. Todos los intentos han fracasado hasta el momento. Las trabajadoras sociales y los activistas sostienen que la represión no es la herramienta adecuada para tratar de legalizar la prostitución.

09-10-2014