Prosiguen disputas entre Gobierno y oposición respecto a financiación de misión militar checa en Afganistán

10-04-2002

La Cámara de Diputados checa rechazó el proyecto gubernamental para la financiación de las actividades de especialistas militares checos en Afganistán mediante la emisión de bonos especiales, lo que atenúa las relaciones entre el Gobierno y la oposición. El Gobierno tiene plazo hasta el 22 de abril para presentar una nueva propuesta.

Afganistán, Foto: CTKAfganistán, Foto: CTK A finales del presente mes viajará a Kabul el último grupo de especialistas del Sexto hospital de campaña checo que forma parte de las fuerzas internacionales ISAF desplegadas en ese país. La misión checa llegará a contar así con unos 200 hombres, que deberían permanecer en Afganistán seis meses aproximadamente.

A pesar de que ya operan especialistas militares checos en Afganistán, y en otras partes del mundo, hasta el momento no ha sido solucionada la cuestión de su financiamiento. La Cámara Baja rechazó dar respaldo a la propuesta del Gobierno para la emisión de bonos especiales. Petr Necas, del oposicionista Partido Cívico Democrático y presidente del Comité parlamentario para la Defensa y la Seguridad, insistió en la necesidad de encontrar reservas en el presupuesto estatal.

"Al hablar del presupuesto estatal como fuente de financiamiento, cabe destacar que se trataría de una o dos milésimas de todos los recursos. Tales reservas, en mi opinión, deben existir en el presupuesto".

Jaroslav Tvrdík, Foto: CTKJaroslav Tvrdík, Foto: CTK El ministro de Defensa, Jaroslav Tvrdík, criticó la postura de la oposición, afirmando que la República Checa debería cumplir sus compromisos frente a la Alianza Noratlántica relativos a la participación de efectivos checos en misiones militares internacionales.

"Es una situación muy desagradable. La Cámara Baja debatió el financiamiento de las misiones militares checas en varias ocasiones, rechazando cada propuesta del Gobierno. Creo que, en vista de los comicios parlamentarios de junio próximo, la oposición aprovecha el tema para su campaña electoral. Sigo confiando, no obstante, en que al final vencerá la razón y que conjuntamente hallaremos una solución".

El Primer Ministro checo, Milos Zeman, calificó la postura de la oposición como una "mala jugada intencionada" y acusó a sus rivales políticos de cobardía.

10-04-2002