Proponen moción de censura por el escándalo en el Ministerio de Medio Ambiente

17-12-2010

El escándalo de corrupción en el Ministerio de Medio Ambiente ha indignado a la oposición socialdemócrata de tal manera que ha propuesto una moción de censura contra el Gobierno. La votación se efectuará el próximo martes.

Pavel DrobilPavel Drobil El escándalo de corrupción que provocó la dimisión del ministro de Medio Ambiente, Pavel Drobil, desató un terremoto en la escena política checa.

Mientras el Gabinete tripartito busca al culpable de la causa, la oposición socialdemócrata ha aprovechado la situación para pedir una moción de censura contra el Gobierno.

El vicepresidente del Partido Socialdemócrata y vicepresidente de la Cámara de Diputados, Lubomír Zaorálek, explica las razones para hacerlo.

“Una de las prioridades del Gobierno es la lucha contra la corrupción, según declaró en repetidas ocasiones. Sin embargo, el reciente escándalo ha demostrado que no es capaz de afrontar este problema e impedir que se esfumen sumas millonarias de los recursos estatales. En este aspecto, simplemente, ha fallado”, recalcó Zaorálek.

Lubomír Zaorálek, Jeroným Tejc y Bohuslav SobotkaLubomír Zaorálek, Jeroným Tejc y Bohuslav Sobotka Drobil, del Partido Cívico Democrático (ODS), es sospechoso de presionar al director del Fondo Estatal para el Medio Ambiente, Libor Michálek, para que destruyera unas comprometedoras grabaciones sobre actividades corruptas en el ministerio.

La situación se complicó el jueves después de que el diario Mladá Fronta Dnes acusó al primer ministro, Petr Nečas, de estar involucrado en el caso. El periódico presentó pruebas de que Nečas había recibido ya a mediados de octubre un e-mail de parte de Michálek en el que le enviaba dichas grabaciones y le solicitaba cita urgente. En vez de reunirse con Michálek, el jefe del Gobierno informó sobre el asunto al ministro Drobil. Nečas insiste en que actuó correctamente.

Petr Nečas, foto: ČTKPetr Nečas, foto: ČTK “Le comuniqué al director del Fondo Estatal para el Medio Ambiente, a través de su jefe, el ministro Drobil, que en caso de cualquier sospecha de actividades ilegales se dirigiera inmediatamente a la Policía. Era lo máximo que podía hacer. Pero él no me hizo caso”, argumenta Nečas.

Nečas, que regresó el jueves precipitadamente de su viaje a Bruselas, convocó para este viernes una reunión del Gobierno tripartita para debatir la situación.

En cuanto a la moción de censura, el primer ministro sostuvo que la Socialdemocracia tiene pleno derecho para proponerla. Destacó, no obstante, que la considera como un intento de la oposición de captar la atención de la ciudadanía y expresó su plena confianza en que su Gobierno supere la prueba.

17-12-2010