Primera Olimpiada de Lógica de Praga: un torneo de inteligencia para niños

19-11-2008

Los 200 niños más brillantes de Praga y Bohemia Central se dieron cita en la Olimpiada de Lógica para escolares organizada por la asociación Mensa República Checa. El evento trató que los participantes fueran conscientes de sus capacidades y aprendieran a valorarlas.

No se trató de ninguna competición de conocimientos, sino de inteligencia pura y dura: juegos de lógica con números, palabras e imágenes. La final de la primera Olimpiada de Lógica de Praga y Bohemia Central reunió a los 200 niños más inteligentes de un total de 4.000 escolares de 11 años que participaron en la primera ronda del torneo.

La competición tuvo lugar en la Cámara de Diputados de la República Checa. Un escenario de excepción con el que los organizadores quisieron subrayar el objetivo último de la Olimpiada: demostrar a los participantes que su inteligencia los hace importantes.

Dalibor Hrabec, miembro de Mensa República Checa y padre de la idea del torneo, recalcó la importancia que ha tenido para muchos niños su participación en la Olimpiada.

“Se dan cuenta de que tienen algo, de que tienen talento, de que tienen que trabajarlo pero de que hay una predisposición. Estoy seguro de que los niños aquí presentes van a trabajar de otra manera a partir de ahora, con más confianza en sí mismos que antes. Si están sentados aquí es porque son inteligentes, y no hay mucha gente que pueda decir eso de sí misma”, explicó.

La asociación Mensa, que organiza el encuentro, forma parte de una organización internacional dedicada a detectar niños superdotados y darles apoyo. Hrabec destacó que en la República Checa las ayudas sociales a los niños con inteligencia superior a la media están todavía poco desarrolladas.

“Creo que tenemos un enorme potencial. En la República Checa hay programas especiales para niños que tienen problemas: dislécticos, disgráficos… Y cuando alguien tiene capacidades superiores la sociedad supone que no se merece un cuidado especial. Creo que es un error. A esta ‘élite’ (entre comillas) hay que apoyarla, porque luego vale la pena”, aseguró.

Precisamente a la Olimpiada de Lógica también acudieron representantes de la escuela de secundaria Bud’ánka, el único centro educativo de su tipo en la República Checa dedicado enteramente a jóvenes superdotados. Su subdirectora, Marcela Fatrová, recordó que este tipo de estudiantes tiene unas necesidades educativas bastante específicas.

“El objetivo no es la cantidad de conocimientos, sino la calidad. La capacidad de pensar, de trabajar, de analizar las cosas… Y al mismo tiempo no solo formamos, sino que intentamos educarlos y construir sus relaciones sociales, porque los estudiantes que tienen un alto coeficiente intelectual a menudo tienen problemas para comunicarse con los demás”, dijo Fatrová.

El ganador de la Olimpiada de Lógica fue un atónito David Tvrdý, que apenas se podía creer lo que estaba pasando. El premio: una computadora portátil y el sueño de muchos políticos: salir triunfador del Parlamento.

Foto:www.mensa.cz

19-11-2008