Primera estrella Michelin checa brilla alegremente en Praga

14-03-2008

Por primera vez la prestigiosa guía gastronómica Michelin ha incluido un restaurante checo entre los 1500 mejores del mundo. En su última edición le ha otorgado una estrella al restaurante Allegro de Praga.

Andrea Accordi (Foto: CTK)Andrea Accordi (Foto: CTK) La distinción con una estrella significa en la jerga Michelin que al visitar una ciudad, el turista no debe perder la oportunidad de comer en el restaurante galardonado. Dos estrellas quiere decir que vale la pena desviar el viaje para probar los platos y tres estrellas, que es la máxima distinción de Michelin, significa que el local merece ser el destino exclusivo de un viaje. En este último grupo hay solamente 50 restaurantes en todo el planeta.

Andrea Accordi, italiano que dirige la cocina en el restaurante Allegro del Hotel Four Seasons en Praga, ha logrado este año la primera estrella Michelin para la República Checa. Al mismo tiempo, se trata de la primera estrella otorgada a un país postcomunista. Según Pavel Maurer, editor de la guía gastronómica local Grand Restaurant, para todos los restaurantes checos esto significa un gran avance a escala mundial.

“Es un éxito enorme entre restaurantes de primera categoría, pero ante todo es un gran triunfo para nuestro país. Con la primera estrella Michelin pasamos por encima del resto de los países del antiguo bloque soviético”, opina Pavel Maurer.

Este año la renombrada guía turística y gastronómica recomienda unos cuarenta hoteles y veinte restaurantes checos, pero solamente a uno le otorgó la estrella. Sin embargo, para otros restaurantes checos representa un importante reto, según confirma Zdeněk Pohlreich, cocinero en jefe del Café Imperial en Praga.

“La estrella Michelin era algo que los restaurantes checos podían observar solamente a distancia. Los comisarios de Michelin vienen a menudo a la República Checa para inspeccionar distintos lugares y en este momento está claro que es posible lograr la distinción incluso aquí en Praga”, dice el cocinero.

Con una estrella Michelin el restaurante Allegro se unió al exclusivo grupo de los 1500 mejores del mundo. Al decidir sobre el galardón, los comisarios de la guía evalúan diferentes aspectos, como por ejemplo, la elección de los ingredientes, la calidad de la cocina, el equilibrio de sabores y olores, así como la estabilidad del alto nivel de todos los platos preparados y el servicio ofrecido. Pero si Allegro quiere mantener la estrella el próximo año, o añadir una o dos más, no debe dormirse en los laureles y seguir trabajando con mayor esfuerzo y ahínco, que es lo que el chef italiano Andrea Accordi ha prometido.

14-03-2008