Primer ministro checo quiere hacer cambios en su Gobierno

03-11-2008

El primer ministro checo, Mirek Topolánek, anunció que tiene previsto hacer ciertos cambios en la composición de su Gobierno y que está decidido a defender su cargo al frente del Partido Cívico Democrático, en el congreso de la formación que se celebrará en diciembre.

Mirek Topolánek (Foto: CTK)Mirek Topolánek (Foto: CTK) Topolánek parece haberse recuperado del rotundo fracaso sufrido por su Partido Cívico Democrático en las recientes elecciones regionales y senatoriales. En conferencia de prensa extraordinaria, efectuada el domingo, el primer ministro anunció que cambiará a algunos ministros, a fin de hacer más efectivo el trabajo de su gabinete.

Mirek Topolánek asumió parte de la responsabilidad por la derrota de su partido en las recientes elecciones regionales. Recalcó que, no obstante, sería una cobardía si en estos momentos desistiera de la presidencia del Partido Cívico Democrático.

Pavel Bém (Foto: CTK)Pavel Bém (Foto: CTK) “Estoy decidido a defender mi presidencia del Partido Cívico Democrático en el próximo congreso de la formación que se celebrará en diciembre. No quiero dejar todo a medio camino. Lo mismo vale en cuanto a mi Gobierno. No temo rendir cuentas ante los electores de cara a los próximos comicios parlamentarios de 2010. Estoy decidido a terminar el trabajo iniciado por mi gabinete”, dijo Topolánek.

Mirek Topolánek cuenta con un fuerte apoyo dentro de su partido, pero tiene también a muchos adversarios. Su único rival a la presidencia de la formación por el momento, es el alcalde mayor de Praga, Pavel Bém.

Los analistas sostienen que Topolánek retomó la iniciativa en el escenario político nacional después de haberse reunido el viernes con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, quien reafirmó el apoyo de su país a la presidencia checa de la Unión Europea.

Nicolas Sarkozy y Mirek Topolánek (Foto: CTK)Nicolas Sarkozy y Mirek Topolánek (Foto: CTK) Sarkozy prometió a Topolánek que si fuera necesario convocar una reunión de los países de la eurozona, la República Checa estaría invitada, aunque todavía no haya decidido cuándo adoptará el euro. El jefe del Gobierno checo se mostró satisfecho al comentar su encuentro con Sarkozy.

“Hemos acordado los detalles para un traspaso fluido de la presidencia francesa de la Unión Europea a la checa. Esto lo considero como el resultado fundamental de nuestras deliberaciones”.

Para Topolánek fueron importantes asimismo las conversaciones mantenidas el jueves pasado con Jiří Paroubek, líder del Partido Socialdemócrata checo, la mayor formación de oposición del país. Paroubek aseguró a Topolánek que su formación será más complaciente frente al Gobierno y se abstendrá de la confrontación durante la presidencia checa de la Unión Europea.

03-11-2008