Primer ministro checo pierde respaldo de diputados oficialistas

05-09-2012

El primer ministro Petr Nečas se enfrenta a seis diputados oficialistas que rechazan el aumento de los impuestos propuesto por el Gobierno. Con su actitud los diputados confirman que en el gubernamental Partido Cívico Democrático tiene lugar una cruenta lucha interna.

Petr Nečas, foto: ČTKPetr Nečas, foto: ČTK El Gobierno de Petr Nečas anunció que un nuevo aumento del IVA resulta indispensable para evitar que se dispare el déficit del presupuesto nacional. Sin embargo, la medida fue vetada por el Senado en manos de la socialdemocracia.

Para superar el veto senatorial, es necesaria una nueva votación en la Cámara Baja y el oficialismo requiere del apoyo de 101 diputados para salir airoso.

Debido a la correlación de fuerzas en la Cámara de diputados los partidos de la coalición de Gobierno emprendieron una campaña para ganarse el respaldo de los legisladores independientes. La ducha de agua fría la protagonizaron seis diputados del gubernamental Partido Cívico Democrático (ODS) que anunciaron que no están de acuerdo con el aumento del IVA.

Petr Tluchoř, foto: ČTKPetr Tluchoř, foto: ČTK El líder de los ‘diputados rebeldes’ como les denominan los medios de comunicación, es Petr Tluchoř, antiguo jefe de la bancada cívico-democrática. El diputado asegura que no puede votar a favor de una propuesta de ley que perjudica a los ciudadanos.

“Estoy completamente convencido de que se trata de una ley que va en contra de los intereses de la nación. Contradice los principios del Partido Cívico Democrático y no respeta el programa del Gobierno”, aseguró el diputado.

El diario Lidové Noviny, al igual que otros medios de comunicación, sostiene que la actitud del diputado Tluchoř es resultado de la rivalidad política dentro del Partido Cívico Democrático y a la existencia de varias tendencias enfrentadas dentro de la formación.

En su calidad de líder del partido, Petr Nečas, cesó a Tluchoř como presidente de la bancada parlamentaria y retiró a Ivan Fuksa de la Cartera de Agricultura.

Todo parece indicar que los políticos afectados han empezado a pasar factura a su líder de cara al próximo congreso partidista. En un desplante contra Petr Nečas, Tluchoř dijo que propondría al mandatario Václav Klaus a la jefatura de la agrupación. Declaró que es fiel al Partido Cívico Democrático pero no a Nečas jefe de turno.

Petr Nečas decidió apostarlo todo. En caso de no conseguir el apoyo necesario pedirá al Parlamento un voto de confianza que condicionará con la aprobación de la propuesta de ley para el aumento del IVA y demás medidas económicas.

05-09-2012