Primer futbolista checo condenado por cometer una brutal infracción

23-04-2008

Jiří Beneš es el primer futbolista checo condenado por la justicia del país por cometer una infracción sobre un contrincante en un partido de fútbol. El Tribunal Constitucional rechazó la queja del jugador que insistió en que no es posible castigar a un deportista que cause una lesión al rival en el ardor de la lucha. Comentaremos el caso con Roman Casado.

Foto: CTKFoto: CTK Este asunto se convierte en un hito importante para el deporte checo y significa que los deportistas pueden hacer frente a persecución judicial por causar daño físico. ¿Podrías resumir primero qué pasó exactamente en dicho partido de fútbol?

“En el año 2003, Jiří Beneš, que milita en el TJ Sokol Hoříněves, fracturó la tibia y el peroné y causó ruptura de ligamentos en el tobillo al contrincante Milan Šimek, del TJ Sokol Třebeš, en el partido disputado entre ambos equipos en un campeonato regional. El árbitro amonestó a Beneš con tarjeta amarilla, pero el jugador lesionado luego denunció a Beneš por agresión excesiva. Los tribunales regionales, y posteriormente el Tribunal Supremo, calificaron la actuación del jugador como delito por negligencia deliberada y le ordenaron que pagase al dañado una indemnización financiera de cinco mil euros”.

El futbolista, descontento con la sentencia, se dirigió incluso al Tribunal Constitucional que también rechazó su queja.

“El futbolista se defendió diciendo que los jugadores que disputen un partido de fútbol tienen que contar con la posibilidad de que sufran una lesión grave. No obstante, el Tribunal Constitucional se negó a deliberar sobre la queja. La jueza Ivana Janů explicó que en casos parecidos la máxima instancia no debería desempeñar el papel de árbitros deportivos y que los jurados regionales son los responsables a la hora de decidir si una intervención deportiva es un delito o no”.

Es decir, ¿que el caso se convierte así en un precedente y es posible que en el futuro un deportista que cometa una falta brutal incluso podrá ser encarcelado?

“Pues, de hecho es así. Gracias a la sentencia confirmada por el Tribunal Supremo, los jugadores que cometan faltas brutales, ya sea en un partido de fútbol u otros deportes, podrán ser condenados en caso de que infrinjan de manera grave las reglas deportivas y causen a alguien daño físico con intención o por negligencia deliberada. El Tribunal de Nový Jičín actualmente ya está tratando sobre un caso parecido, tras denunciar un futbolista al contrincante que le había causado una lesión grave. El autor de la falta teóricamente podría ser condenado a cinco años de prisión. Por otro lado, la sentencia judicial no debería afectar a los deportes de combate, como el boxeo. Si un pugilista lesiona al contrincante en concordancia con las reglas, no se tratará de un delito punible”.

23-04-2008