Presidente rechazó el indulto para ex fiscal del caso Horáková

24-09-2008

El presidente de la República Checa, Václav Klaus, rechazó la solicitud de indulto para la ex fiscal comunista, Ludmila Brožová-Polednová, de 86 años de edad. Ésta fue condenada a seis años de prisión, por ser una de las responsables de la ejecución de la diputada Milada Horáková, opositora al régimen comunista, en 1950.

 Ludmila Brožová-Polednová (Foto: CTK) Ludmila Brožová-Polednová (Foto: CTK) La solicitud del indulto presidencial para la ex fiscal Brožová-Polednová, fue presentada por la fiscal general, Renáta Vesecká. Después de ser dictada la sentencia, Vesecká afirmó que consideraba justo que se condene a los culpables incluso después de 58 años de la ejecución de Horáková. La fiscal general calificó de importante el aspecto moral de la sentencia pero, en vista de la avanzada edad de la condenada que tiene 86 años, pidió para ella el indulto presidencial por razones humanitarias.

El presidente de la República, Václav Klaus, rechazó el martes conceder el indulto a Ludmila Brožová-Polednová, aunque sostuvo que es discutible si se debía enviar a la cárcel a una persona de la edad de la ex fiscal.

“Al presidente de la República no le corresponde asumir la responsabilidad y darle a la justicia un aspecto humanitario. Cada caso judicial es estudiado detalladamente por el tribunal y éste debe tomar en consideración los más diversos aspectos antes de dictar la sentencia”, recalcó Klaus.

Václav Klaus reconoció que el caso de Brožová-Polednová es complicado. Hay en él una gran contradicción entre la culpabilidad de la condenada, por un lado, y la eficacia de la sentencia, cuando ésta se aplica a una persona de 86 años de edad y pasados tantos años de haber sido cometido el crimen.

Se prevé que la ex fiscal Brožová-Polednová entrará en prisión en el curso de las próximas semanas. No obstante, nada es seguro todavía, según explicó Markéta Prunerová, portavoz del Servicio Penitenciario.

“La condenada puede pedir a los tribunales una postergación del cumplimiento de la pena, antes o después de ingresar en la cárcel. En ambos casos, no obstante, la solicitud debe ser motivada por problemas de salud y no por edad”, dijo Prunerová.

La portavoz del Servicio Penitenciario aclaró que Brožová-Polednová será sometida a un chequeo médico y en base a éste se decidirá si su estado de salud permite que permanezca en la cárcel.

24-09-2008